Buscar

Vatican News
San Lorenzo San Lorenzo, consagración diaconal, Capilla Nicolina 

Arzobispo de Barcelona: San Lorenzo, modelo de servicio a los más pobres y necesitados

En el día en que la Iglesia celebra la memoria litúrgica de San Lorenzo, el cardenal Juan José Omella, Arzobispo de Barcelona, invita a los fieles a mirar al cielo y a rezar por la santidad de nuestros diáconos permanentes y por todos los que se preparan para este ministerio.

Isabella Piro – Ciudad del Vaticano

Un modelo ejemplar del servicio que la Iglesia ofrece a los más pobres y necesitados: así el cardenal Juan José Omella, Arzobispo de Barcelona, define a San Lorenzo, a quien recordamos hoy, 10 agosto.

En un mensaje para esta fecha el purpurado escribe: “San Lorenzo es uno de los santos más venerados en la Iglesia, ya desde el siglo IV. Es patrono de muchas ciudades y de muchos oficios, y también es patrón de los diáconos en muchas diócesis por su testimonio de servicio a la Iglesia hacia los más necesitados”. “Jesucristo, con su testimonio y sus palabras, confió a la Iglesia el servicio atento y amoroso a los pobres, a los enfermos y a los más vulnerables y frágiles de la sociedad. El servicio de la diaconía se encuentra en el centro de la misión y, por tanto, toda la Iglesia, siguiendo el ejemplo de Jesús y de San Lorenzo, debe ser servidora de los más pobres y necesitados”.

El cardenal Omella subraya, además, que “El diácono, como san Lorenzo, está configurado a Cristo, que vino al mundo «para servir y no para ser servido» (Mt 20,28; Mc 10,45), y es llamado a hacer del servicio su identidad y a animar la comunidad cristiana para que, como nos pide el papa Francisco, sea una Iglesia servidora y pobre, para que comparta y nos enseñe a compartir todo lo que tenemos con los que más lo necesitan”.

Deteniéndose luego en el fenómeno de las Perseidas, aquella lluvia de meteoros provocada por la cola de polvo cósmico que el cometa Swift-Tuttle suelta a su paso, llamada también “lágrimas de San Lorenzo”, el Arzobispo de Barcelona concluye su mensaje con una invitación a los fieles a “mirar al cielo y a rezar por la santidad de nuestros diáconos permanentes y por todos los que se preparan para este ministerio”.

10 agosto 2020, 15:12