Buscar

Vatican News

26 de julio de 2020 ¡Tiempo de prueba, tiempo de Evangelio!

Este 26 de julio, décimo séptimo domingo del tiempo ordinario, el padre Facundo Fernández nos recuerda que el Señor a través de distintas parábolas quiere manifestar la profundidad del Reino. Como dice el Evangelio hoy, cuando encontramos este tesoro, somos invitados a dejarlo todo para quedarnos con lo más valioso.

+ Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo 13,44-52

En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente: «El reino de los cielos se parece a un tesoro escondido en el campo: el que lo encuentra lo vuelve a esconder y, lleno de alegría, va a vender todo lo que tiene y compra el campo. El reino de los cielos se parece también a un comerciante en perlas finas que, al encontrar una de gran valor, se va a vender todo lo que tiene y la compra. El reino de los cielos se parece también a la red que echan en el mar y recoge toda clase de peces: cuando está llena, la arrastran a la orilla, se sientan, y reúnen los buenos en cestos y los malos los tiran. Lo mismo sucederá al final del tiempo: saldrán los ángeles, separarán a los malos de los buenos y los echarán al horno encendido. Allí será el llanto y el rechinar de dientes. ¿Entendéis bien todo esto?»
Ellos le contestaron: «Sí.»
Él les dijo: «Ya veis, un escriba que entiende del reino de los cielos es como un padre de familia que va sacando del arca lo nuevo y lo antiguo.»

26 julio 2020, 08:15