Buscar

Vatican News
trata personas religiosos América Latina silencio La trata de personas es un delito de lesa humanidad 

Religiosos de América Latina denuncian el silencio ante la trata

América Latina es una región del mundo especialmente expuesta a los fenómenos de la esclavitud moderna, la prostitución y la explotación de personas no remuneradas o mal remuneradas. Los religiosos católicos del continente intentan concienciar sobre este flagelo, que es más masivo de lo que pensamos.

Ciudad del Vaticano

“Tu silencio es cómplice”: es el título del subsidio de oración realizado por la Clar, Confederación Latinoamericana de Religiosos, junto con las Redes de Vida Consagrada de América Latina y el Caribe contra la Trata de Personas, con ocasión de la Jornada Mundial contra la Trata que se celebra hoy, 30 de julio.

El subsidio, se lee en una nota, “busca sensibilizar ante esta dura experiencia humana, reafirmando el compromiso para ayudar a las víctimas a reconstruir su vida, y unificando el empeño para impedir que los tratantes exploten a las personas en beneficio propio”. De aquí el llamado a todo el mundo a unirse en oración “por la erradicación de la trata de personas, confiados en la voz de Jesús, la única capaz de movilizar con sentido, de transformar las estructuras anquilosadas, la mentalidad paralizada y las actitudes deshumanizadas”.

Urge un esfuerzo compartido

El texto evoca el Día Mundial contra la Trata de Personas en el que “nos encontramos confinadas y confinados por la pandemia del Covid-19, que ha ocasionado la pérdida de miles de vidas, problemas de salud, sociales y económicos”. Por ello es urgente un esfuerzo compartido de parte de todos:

“Invitamos a las personas que nos acompañan en la oración, a construir juntas y juntos una cadena – se lee en el subsidio. Cadena que no significa esclavitud, opresión, injusticia, inhumanidad, ¡no! Construyamos cadenas con papel de colores que generen vida, que nos lleven a crear vínculos de hermandad-sororidad. Con frases escritas como: solidaridad, amor, perdón, fe, escucha, cercanía, oración, esperanza, disponibilidad, alegría, resiliencia, compartir, vida, dignidad, fortaleza, discernimiento, buena noticia, creatividad, encuentro, camino, verdad”.

Además de los pasajes evangélicos y los Salmos, el subsidio también reporta el dramático testimonio de un traficante de seres humanos, específicamente un traficante de órganos que recluta a sus "clientes" entre los refugiados sirios más desesperados del Líbano. “Mientras los donantes hayan recibido su pago, lo que pase con ellos no es mi problema” dice el traficante, "no me importa si mueren". El subsidio comienza y termina dos cánticos intensos: el primero se titula "Gritos de piedad", el segundo está dedicado a “Madre de los pobres".

Campaña contra la trata de los religiosos ecuatorianos

Siempre en el marco de la conmemoración del Día Mundial contra la Trata de Personas, la Conferencia Ecuatoriana de Religiosos y Religiosas de Ecuador, CER, conjuntamente con la Comisión Justicia, Paz e Integridad de la Creación, JPIC, lanzaron la campaña que lleva por lema “Ya es la hora. Liberar a los oprimidos”.

El lema de la campaña – explica una nota - es tomado de la cita del profeta Isaías 58. “Este es el ayuno que yo quiero: soltar las cadenas injustas, desatar las correas del yugo, liberar a los oprimidos, quebrar todos los yugos”. La trata de personas es un delito cruel que atenta contra la vida de los seres humanos – subraya la CER - los mercantiliza en un mercado de violencia, sin escrúpulos y sin límites, para obtener un beneficio, sobre todo, económico.

Comprender y reconocer la trata de Personas

La campaña empezó el lunes 27 de julio y se abordó el tema “Comprender la trata de personas”, para “reconocer la trata de personas y poder responder a este delito de manera conjunta con organizaciones sociales y eclesiales”.

El martes 28 de julio se realizó una conferencia virtual sobre el tema Comprender y reconocer la Trata de Personas; el miércoles 29 se reflexionó sobre el tema: Responder a la trata de personas. Finalmente, hoy, jueves 30 de julio, se llevará a cabo una Vigilia de Oración por las víctimas de la trata de personas, a través de la plataforma ZOOM.

Explotación sexual, trabajo forzado, mendicidad forzada, matrimonio forzado; venta de niños-soldados, tráfico de órganos: son éstos los ámbitos del “mercado” de la trata. La explotación sexual es la forma más común de explotación (59%) seguida del trabajo forzado (34%).

Vatican News Service - IP

30 julio 2020, 12:20