Buscar

Vatican News
Forest fire in Oleiros, Portugal Forest fire in Oleiros, Portugal  (ANSA)

Portugal. Incendio en Castelo Branco: la proximidad de Monseñor Antonino Dias

Portugal es nuevamente golpeado por un incendio de gran magnitud. Cientos de bomberos combaten el fuego en estos instantes, el cual ya ha dejado un fallecido y otros heridos. El Obispo de Portalegre-Castelo Branco expresa su solidaridad y cercanía por los que están sufriendo ante tal acontecimiento.

Lisa Zengarini - Ciudad del Vaticano

Otro verano más marcado por el fuego en Portugal. 700 bomberos y 14 canadairs están ocupados en estas horas para domar un gran incendio en la región central de Castelo Branco, a 200 kilómetros de Lisboa. El incendio se produjo el sábado por la noche en Oleiros y se extendió a los territorios de dos municipios vecinos: Proença-a-Nova y Sertã. Un joven bombero de 21 años, Diogo Dias, ya ha perdido la vida en las operaciones de extinción, mientras que otros resultaron heridos.

Dios se revela en el dolor y sufrimiento

La familia de la víctima ha recibido las condolencias del obispo de Portalegre-Castelo Branco, Monseñor Antonino Dias. En un mensaje leído ayer durante la misa dominical en la parroquia de Oleiros, el obispo expresó su profunda tristeza por la desgracia de los incendios que una vez más “trágicamente” afectaron el territorio de la diócesis, exhortando a los fieles a unirse en oración a “Dios que, en Cristo, se reveló cercano en toda experiencia humana, especialmente en la experiencia del dolor y el sufrimiento”.

Cercanía con los afectados

En el mensaje - informa la agencia Ecclesia - Monseñor Dias habla “de un constante flagelo, que mata, causa sufrimiento y angustia. Cuánto dolor para la población -dice- cuánto sufrimiento, aflicción, desaliento y cuánta más pobreza a corto y largo plazo”.

El obispo de Portalegre-Castelo Branco expresó entonces la solidaridad de la diócesis con los alcaldes, los consejos parroquiales y los habitantes de los tres municipios afectados y “la cercanía y la gratitud” a las comunidades católicas locales que trabajan generosamente en el campo. Por último, el deseo de una rápida recuperación para los demás bomberos heridos durante las operaciones de extinción.

Esta no es la primera vez que Portugal ha sido golpeado por incendios. En 2017 murieron 114 personas como resultado de los incendios en el país.

28 julio 2020, 09:08