Buscar

Vatican News
Sako fiesta sacrificio mensaje musulmanes unidad  Iraq estable Fieles musulmanes en oración en la mezquita de Bagdad 

Eid al-Adha. Sako a los musulmanes: cooperar juntos para un Iraq estable

En la hodierna Celebración del Sacrificio, el Patriarca de Babilonia de los Caldeos envía un mensaje a los hermanos musulmanes invitándoles a trabajar unidos para contrarrestar los desafíos como la pandemia del coronavirus.

Ciudad del Vaticano

Breve, pero incisivo: así se presenta el mensaje que el Patriarca de Babilonia de los Caldeos, el cardenal Louis Raphael Sako, dirigió a los musulmanes con motivo de la hodierna "Celebración del Sacrifio", el Eid al-Adha. Dirigiéndose a los "queridos hermanos musulmanes", el cardenal manifiesta sus mejores deseos para la jornada, aunque "se celebre en difíciles condiciones", debido al "estrangulamiento social de los ciudadanos". De ahí la exhortación a ver en la Eid al-Adha una oportunidad para "arrepentirse, cambiar, sacrificar los intereses partidistas por el bien y el crecimiento y la dignidad nacional" de la población. La "Celebración del Sacrificio" -reitera el Patriarca Sako- "es una oportunidad" para colaborar "con espíritu de responsabilidad", para "cooperar con el gobierno actual y con todas las personas de buena voluntad", para "superar la pandemia del coronavirus y cualquier otro desafío" y "responder con entusiasmo a las aspiraciones de los ciudadanos" para "mejorar sus condiciones de vida, junto con la seguridad y la estabilidad" del Iraq. 

Es necesaria unidad nacional

No es la primera vez que el cardenal Sako hace una invitación a la unidad nacional y a la pacificación: a principios de julio, por ejemplo, en la fiesta de Santo Tomás Apóstol, el cardenal subrayó que la "Iglesia seguirá siendo la voz de sus ciudadanos en las difíciles circunstancias actuales", e instó a los cristianos de todas las Iglesias y nacionalidades a "orar y unir esfuerzos para mejorar las condiciones de los que permanecen en Iraq, trabajando por el respeto de sus derechos, de su representación, seguridad y estabilidad". De hecho, en los últimos tiempos se han producido en el país varios enfrentamientos entre los manifestantes y los organismos encargados de hacer cumplir la ley que han causado numerosas víctimas y lesiones. En el origen de las protestas populares contra el gobierno y las autoridades, se encuentran la corrupción generalizada, el alto desempleo y los recortes en el suministro de electricidad. Las protestas callejeras se han sucedido en oleadas desde octubre de 2019 y han llevado a la dimisión del Primer Ministro Adel Abdul Mahdi en mayo de este año.

Vatican News Service - IP

31 julio 2020, 17:00