Buscar

Vatican News

Obispos de Reino Unido proponen enmiendas al proyecto de ley de inmigración

Los Obispos de Reino Unido alientan al Gobierno británico a considerar algunas enmiendas al proyecto de ley sobre la inmigración que se encuentra actualmente en discusión en el Parlamento.

Ciudad del Vaticano

En una declaración conjunta enviada a Westminster, los Obispos de Escocia e Inglaterra y Gales alentaron al Gobierno británico a considerar algunas enmiendas al proyecto de ley sobre la inmigración que se encuentra actualmente en discusión en el Parlamento, el mismo que influirá drásticamente en las oportunidades que tienen los inmigrantes para construir sus vidas en el país y contribuir a la sociedad.

Límite para la detención y eliminar barreras financieras

Los Obispos han hecho un llamamiento para pedir, sobre todo, la introducción de un límite de tiempo a la detención por motivos de inmigración. El Reino Unido sigue siendo el único país europeo que no tiene ese límite, y es esto lo que genera consecuencias devastadoras para el bienestar de las personas vulnerables y un impacto significativo en las familias separadas. Asimismo, los Prelados proponen eliminar las barreras financieras que mantienen a las familias divididas. El umbral de ingresos mínimos para los visados familiares separa injustamente a muchas parejas, padres e hijos. Entre ellos se encuentran muchos trabajadores de la salud, que han desempeñado un papel importante en la lucha contra la pandemia del coronavirus. Entre las enmiendas, los Pastores también piden que se derogue el delito de trabajo no declarado, sabiendo que el temor a ser procesado disuade a las personas de escapar de las prácticas laborales abusivas o las disuade de acudir a la policía.

Cambios en el sistema de visados para el clero

Finalmente, los Obispos piden cambios en el sistema de visados para el clero. Anteriormente – se subraya en la declaración – la mayoría de las Diócesis católicas utilizaban un visado de nivel 5 para el trabajo religioso de los sacerdotes, pero desde la introducción del nivel 2, en 2019, los costos de la colocación de los religiosos se han duplicado y para algunos se han vuelto insostenibles, lo que dificulta la continuación de todas las actividades parroquiales. Además, el Ministerio del Interior no reconoce que los seminarios que imparten formación en inglés cumplan los requisitos de inglés del programa de nivel 2, lo que significa que muchos sacerdotes todavía tienen que hacer un examen de idioma y cubrir gastos adicionales.

Crear un sistema de inmigración más justo y humano

"Instamos encarecidamente al Gobierno – escriben los Obispos William Nolane y Paul McAleenan, responsables respectivamente de los migrantes y refugiados de la Conferencia Episcopal de Escocia e Inglaterra y Gales – a que acepte las enmiendas que abordan estas importantes cuestiones y esperamos que los parlamentarios de todos los partidos aprovechen esta oportunidad para ayudar a crear un sistema de inmigración más justo y humano".

10 junio 2020, 12:50