Buscar

Vatican News
Covid Brasil enfermera pastoral salud personal sanitario Una enfermera en un reparto de Covid en un hospital de Brasil 

Brasil. La Pastoral de la Salud junto al personal sanitario contra el Covid19

La Pastoral de Salud de la Conferencia Episcopal Brasileña está fuertemente comprometida con el cuidado emocional de los profesionales que luchan diariamente contra el Covid-19. El informe del Ministerio de Salud de Brasil indica que 169 profesionales de la salud han muerto a causa del virus y 83.118 han resultado positivos.

Roberta Barbi - Ciudad del Vaticano

Superar el estrés, la fragmentación y el cansancio que conducen a la disminución de las defensas inmunitarias:  es el principal consejo que da la Pastoral de la Salud guiada por el Obispo de Campos, Monseñor Roberto Francisco Ferrería Paz, a los médicos y enfermeros que están en primera línea en la lucha contra el Coronavirus que está haciendo estragos en Brasil. De hecho, según los datos de las últimas 24 horas, los nuevos contagios son más de 38.000 con un total de más de 1.100 nuevas muertes.

Los trabajadores de la salud, los datos de un constante sacrificio

La Pastoral de Salud de la Conferencia Episcopal Brasileña, como se puede leer en el sitio web de la Episcopal, está fuertemente comprometida con el cuidado emocional de los profesionales que luchan diariamente contra el Covid-19: un informe publicado por el Ministerio de Salud de Brasil, de hecho, indica que 169 profesionales de la salud murieron a causa del Coronavirus, 83.118 dieron positivo. En total, han sido 432.668 trabajadores de la salud a quienes se hicieron tests durante la pandemia.

Salvar la integridad de la persona

Las tristes cifras del Ministerio de Salud muestran que los enfermeros y enfermeras fueron los principales profesionales de este grupo en morir: 42 de 169 muertes (25%). Luego, los médicos registraron el segundo número más alto de muertes por enfermedad: 18 de 169 (11%). Según Monseñor Ferrería Paz, es necesario salvar "la integridad de la persona". "Toda curación es integral y para curar a los pastores o cuidar a los pastores es siempre tarea descubrir al profesional de la salud que también debe ser curado, que también debe estar abierto a la curación y que, por lo tanto, debe cuidar siempre de su persona en su conjunto, tener una visión global de la persona, especialmente dentro de lo que consideramos la antropología cristiana y también dentro del concepto de salud", explica el obispo.

La pastoral de la salud: oración y acción

"La primera tarea de la Pastoral de la Salud será sin duda rezar, interceder por los que están en primer plano, para que puedan permanecer concentrados precisamente en la curación, además, por supuesto, del cuidado del cuerpo, evitando el desgaste, el estrés emocional que socava y también hace vulnerable", subraya el obispo. También el aspecto interpersonal es muy importante y ha sido tenido en cuenta por el obispo, que se ha comunicado frecuentemente con todos los trabajadores de la salud para advertirles lo importantes que son y recordarles que no están solos: "Para demostrar que también ellos son seres humanos, necesitan ser amados, apoyados y tener esos vínculos que son muy importantes para mantener intacta a una persona que está sujeta a una lucha casi permanente".

La ayuda en los hospitales

Por último, el obispo recordó que la Pastoral de la salud está presente en los hospitales para ofrecer momentos de espiritualidad: "También hemos rezado en los hospitales, hemos tomado el Santísimo Sacramento, hemos guiado momentos de intercesión, momentos de espiritualidad y esto ha sido de gran beneficio para muchos -dijo- nunca podemos olvidar que somos instrumentos de curación en las manos de Dios, pero quien cura a través de nosotros es Dios mismo". La Pastoral de la Salud es la Pastoral del Buen Pastor que siempre va al encuentro de los enfermos y los lleva en su corazón".

26 junio 2020, 13:30