Buscar

Vatican News

Perú. Monseñor Martínez: Ayúdenos a evitar tanto dolor y sufrimiento

“Madre de Dios. Seamos uno”, es el título de la campaña impulsada por el Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado, Perú, y Cáritas Madre de Dios, para hacer frente a la pandemia y adquirir medicamentos, ventiladores mecánicos y camas quirúrgicas, para atender a los afectados por el coronavirus.

Ciudad del Vaticano

“No queremos esperar a las lágrimas para ponernos en movimiento. Queremos aprender de lo que está pasando en otras regiones e intentar adelantarnos en el tiempo para evitar tanto dolor y sufrimiento como estamos viendo que están pasando en Loreto y en Ucayali”, lo dijo Monseñor David Martínez de Aguirre Guinea, Obispo del Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado, Perú, en la rueda de prensa de presentación de la campaña: “Madre de Dios. Seamos uno”; iniciativa que busca recaudar fondos para la adquisición de medicamentos, ventiladores mecánicos y camas clínicas para los pacientes afectados por el coronavirus, en esta región amazónica del Perú.

Una iniciativa coordinada por Cáritas Madre de Dios

El Obispo del Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado señaló que, esta campaña estará coordinada por Cáritas Madre de Dios, que en acuerdo con las Autoridades sanitarias y políticas de esta Región peruana, y para no duplicar gestiones y compras, adquirirá medicamentos, ventiladores mecánicos y camas clínicas. Según explicó Monseñor Martínez, la suma puesta como meta, es de un millón de soles, y se basa en las estimaciones realizadas por el equipo técnico de Cáritas y con la evaluación en conjunto con las Autoridades departamentales. “En un primer momento habíamos pensado en la máquina de producir oxigeno – precisó el Obispo de Puerto Maldonado – pero con alegría, hemos recibido la noticia de que el propio gobierno regional está haciendo ese trámite. Queremos ayudar con la compra de ventiladores mecánicos, con la implementación de camas quirúrgicas, ayudar a dotar de seguridad para que el personal sanitario pueda atendernos, pues ellos son los que nos van a proteger y, si no los cuidamos  como sociedad, difícilmente les vamos a pedir que nos cuiden”.

Campaña: “Madre de Dios. Seamos uno”

Hay que adelantarnos para evitar tanto dolor y sufrimiento

Las cifras e historias dramáticas de Loreto y Ucayali, regiones vecinas al Vicariato, son recibidas con pesar sabiendo que, de incrementarse rápidamente el número de contagios, en Madre de Dios la situación no será muy diferente. Por eso, desde el Vicariato de Puerto Maldonado se pide prevenir antes que lamentar. “No queremos esperar a las lágrimas para ponernos en movimiento – alentó Monseñor Martínez – queremos aprender de lo que está pasando en otras regiones e intentar adelantarnos en el tiempo para evitar tanto dolor y sufrimiento como estamos viendo que están pasando en Loreto y en Ucayali. Es el momento de que todos los madrediosenses, que hemos nacido o trabajamos, que nos sentimos parte de esta bella región, que nos pongamos la camiseta, que nos comprometamos. Y hagamos ese esfuerzo de solidaridad”.

Transparencia y seguimiento constante de los fondos

Finalmente, Monseñor David Martínez de Aguirre indicó en la rueda de prensa que, se hará un seguimiento constante de los fondos, así como un manejo transparente de los mismos. “Es algo muy necesario para que cada sol, cada donativo cumpla la finalidad a la que se ha destinado”. Cabe mencionar que a la fecha toda la región Madre de Dios no supera los 200 casos positivos y este 16 de mayo, se ha registrado el cuarto deceso a causa del Covid-19.

20 mayo 2020, 12:45