Buscar

Vatican News
arzobispo  Kisangani  covid Ébola desafío Trabajadores de la salud limpian una habitación después de que un paciente enfermo de Ébola estuvo en el hospital de Bwana Suri (RDC) 

RDC. Arzobispo: doble desafío para el país, ha regresado el Ébola

Monseñor Marcel Utembi Tapa, Arzobispo de Kisangani, en la República Democrática del Congo, constata la dificultad del país de África central que hoy tiene que enfrentarse a dos enemigos: el coronavirus y el Ébola, que ha regresado, provocando tres nuevas víctimas.

Roberta Barbi - Vatican News

"La reaparición del Ébola fue una sorpresa para todos nosotros. Pensamos que había terminado y en cambio... el mundo entero está ahora dedicado a la lucha contra Covid-19 que es el principal problema de salud, pero en nuestro país tenemos que enfrentar un doble desafío: el Covid-19 y el Ébola". Fueron las palabras de Monseñor Marcel Utembi Tapa, Arzobispo de Kisangani, en la República Democrática del Congo, al Catholic News Service en una entrevista.

De hecho, en la última semana, poco antes de que la Organización Mundial de la Salud declarara el fin de la epidemia en el país de África central, han reaparecido tres casos en el país: un joven de 26 años murió en Beni, luego una muchacha falleció el día de Pascua y, por último, una tercera persona, cuyo caso ya había sido notificado. Las nuevas infecciones llegaron 54 días después del último caso, y 40 días después del último alta del hospital de un paciente curado de la enfermedad del Ébola.

El arzobispo Utembi recomendó que con la reaparición de la fiebre hemorrágica, las medidas anti-Ebola continúen: "No pudimos reunirnos como obispos debido a Covid-19 -dijo- pero es mi opinión que las medidas anti-Ebola continúen. Entre ellas: lavarse las manos a menudo y evitar la carne de caza".

Desde la aparición de la última epidemia en la República Democrática del Congo en 2018, el Ébola ha matado a más de 2.250 personas, mientras que más de 3.450 han contraído la enfermedad. La actual epidemia se considera la segunda peor después de aquella del África occidental entre 2014 y 2016.

El director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que la agencia "ha mantenido equipos de intervención en Beni y en otras áreas de alto riesgo precisamente por esta razón".

"Se han puesto en práctica vacunas y la búsqueda de contactos para detener la propagación de la enfermedad en la región de Beni y sus alrededores, el epicentro de la epidemia del Ébola", es el testimonio de Ghislain Mukana, jefe del programa para la salud integrada de los servicios de socorro católicos en el Congo.

Mientras tanto, como se ha mencionado, la pandemia de Covid-19 también ha llegado al país: la República Democrática del Congo ha confirmado 267 casos de Covid-19 y 22 decesos. Según llos funcionarios, la principal zona de transmisión es Kinshasa, la capital del país, tanto es así que se están haciendo planes para ampliar las zonas de cierre de la ciudad, aunque también se ha informado de un pequeño número de casos en otras regiones.

"A diferencia del Ébola, que es una epidemia más localizada, el Covid-19 es una pandemia, y la gente se está dando cuenta rápidamente de la gravedad de la situación", dijo Mukana, "mi opinión es que la población será más receptiva a los mensajes de prevención sobre el Covid-19 de lo que ha sido en las zonas afectadas por el Ébola".

17 abril 2020, 14:30