Buscar

Vatican News
Jesús samaritano esperanza Jesús samaritano esperanza 

Iglesia polaca. Ante quienes predican el miedo, ser sacramento de esperanza

La Comisión de la Doctrina de la Fe del Episcopado polaco advierte contra aquellos que generan miedo y llama a la Iglesia a ser "sacramento de esperanza".

Anna Ponce – Ciudad del vaticano

La Comisión de la Doctrina de la Fe de la Conferencia Episcopal Polaca, en una nota sobre la pandemia del coronavirus, firmada por su presidente el arzobispo Stanisław Budzik, y publicada en el sitio web del Episcopado, advierte contra los profetas autoproclamados, que en este momento de gran dificultad distribuyen "recetas simples e ingenuas". La Comisión señala, en efecto, que además de una reacción espontánea de miedo ante el peligro, existe también "un fenómeno negativo de miedo inductivo artificial, generado por los modernos profetas del pesimismo", que anuncian el fin apocalíptico del mundo y la supuesta hora del castigo de Dios.

Ante los predicadores del miedo, reflexión

El error de estos autoproclamados profetas es hablar sin derecho en nombre de Dios, promoviendo "recetas simples e ingenuas para cambiar la situación", interpretando la Providencia como una intervención mecánica e inmediata de Dios en el llamado del hombre. Existe, por lo tanto, el peligro concreto de manipular a Dios, de ponerlo a prueba. El hombre no puede ser un juez, para acusar a Dios. Siguiendo este camino ilusorio "nunca encontrará una respuesta satisfactoria a la pregunta sobre el significado del sufrimiento", leemos en la nota.

Llamados a ser sacramento de esperanza

La Iglesia, por lo tanto, en esta emergencia sanitaria, está llamada a ser "sacramento de esperanza" - subraya el documento. Debe redescubrir su misión, que consiste en proclamar a Cristo como fuente de esperanza, consuelo y fortaleza, en un mundo golpeado por el sufrimiento y la duda, contra la amenaza de la desesperación destructiva. La Iglesia debe mostrar su rostro maternal y misericordioso y preocuparse por hacer más fuerte la esperanza en los corazones de las personas que luchan contra la pandemia.

Por último, la Comisión Episcopal, ante las restricciones a la libertad de movimiento y de reunión necesarias para combatir la epidemia, que son dolorosas para los fieles que no pueden tener acceso directo a la Eucaristía y a los sacramentos de la Iglesia, recuerda que, sin embargo, es posible conectarse espiritualmente con Cristo Eucarístico a través de las emisiones de televisión, radio e Internet. Por último, nos invita a aprovechar este momento difícil para redescubrir la práctica de la oración familiar y el rezo del Rosario todos los días.

02 abril 2020, 11:56