Buscar

Vatican News
Emergencia Covid-19 Emergencia Covid-19  (AFP or licensors)

Comece. Satisfacción por llamado de la UE a vigilar sobre medidas de restricción

Servir al bien común y nunca socavar los derechos fundamentales: el énfasis viene de los obispos europeos en un momento en que los países de la Unión están decidiendo medidas y planes para salir de la crisis sanitaria.

Vigilar sobre la necesidad y la proporcionalidad de toda intervención política y tecnológica que en el contexto de la pandemia Covid-19 suspenda, incluso temporalmente, los derechos fundamentales: lo pide en una reciente declaración dirigida a la Unión Europea el Grupo Europeo de Ética de la Ciencia y de las Nuevas Tecnologías (GEE).

Una declaración acogida con beneplácito por la Comece (Comisión de las Conferencias Episcopales de la Comunidad Europea), que a su vez, en una nota, escribe: "Desde finales de febrero de 2020, la UE y sus Estados miembros han reaccionado a la pandemia de Covid-19 con una serie de medidas cautelares y legislativas que, si bien tienen por objeto rastrear y ralentizar el contagio, tienden a limitar temporalmente los derechos fundamentales en los que se basa la Unión Europea. Estas medidas incluyen el cierre de las fronteras, el alejamiento social, la cuarentena y la adopción de nuevos instrumentos tecnológicos". De ahí el llamamiento reiterado por el Secretario General del Comece, el padre Manuel Barrios Prieto, para que la UE y sus Estados miembros consideren "prioritario" "garantizar el restablecimiento de estos derechos fundamentales tan pronto como la situación sanitaria lo permita".

Desde este punto de vista, el documento del GEE es apreciado por la Comisión por dos razones: en primer lugar, porque subraya "la importancia de la vigilancia de la necesidad y la proporcionalidad" de las medidas restrictivas anti-contagio, de modo que los derechos fundamentales no se pierdan nunca. Y en segundo lugar, porque pide "promover la solidaridad a nivel europeo y mundial".

Con este propósito, la Comece pide apoyo "especialmente en esos países donde las personas sufren más", haciéndose eco del mensaje de Pascua dirigido por el Papa Francisco el domingo 12 de abril: "Hoy, la Unión Europea se encuentra frente a un desafío histórico, del que dependerá no sólo su futuro, sino el del mundo entero. Que no pierda la ocasión para demostrar, una vez más, la solidaridad, incluso recurriendo a soluciones innovadoras. Es la única alternativa al egoísmo de los intereses particulares y a la tentación de volver al pasado, con el riesgo de poner a dura prueba la convivencia pacífica y el desarrollo de las próximas generaciones".

"En un momento tan histórico y frágil -concluye la nota-, la Comece invita a las autoridades europeas y nacionales a servir al bien común compartiendo información, experiencias, innovaciones y recursos, y a basar cualquier decisión política, especialmente si es restrictiva, en los principios de la confianza, la transparencia, la responsabilidad y del estado de derecho".

El grupo europeo sobre la ética en la ciencia y las nuevas tecnologías es un órgano asesor de los gobiernos sobre cuestiones políticas y éticas en las que se entrelazan cuestiones de derechos sociales y éticos fundamentales con el desarrollo científico y tecnológico. El GEE reúne a expertos de Europa y del mundo en los campos de las ciencias naturales, sociales y humanas, la filosofía, la ética y el derecho.

23 abril 2020, 15:03