Buscar

Vatican News
Charles Scicluna  mujeres víctimas violencia Mons. Charles Scicluna 

Monseñor Scicluna: devolver la dignidad a las mujeres víctimas de la violencia

El arzobispo de Malta inauguró una exposición de obras de arte realizadas por mujeres y niños huéspedes de la “Casa Corazón de Jesús", el centro de acogida de la isla para las víctimas de la violencia doméstica.

Isabella Piro - Ciudad del Vaticano

Se titula "La voz de los supervivientes a través del arte" la exposición inaugurada en estos días, en Malta, por el arzobispo local, Monseñor Charles J. Scicluna. Las obras expuestas son únicas: son, de hecho, obras de arte creadas por las mujeres y los niños que son huéspedes de la "Casa Corazón de Jesús", el centro de acogida de la isla para las víctimas de la violencia doméstica.

Agradeciendo, en primer lugar, a todos los que trabajan para ayudar a quienes sufren abusos, Monseñor Scicluna destacó la "dedicación y el amor" ofrecidos para "devolver la dignidad" a todas las víctimas, siguiendo lo que Jesús hizo con María Magdalena. "Cuando una madre recupera su dignidad -señaló el arzobispo- y puede retomar las riendas de su vida y la de sus hijos, entonces hemos hecho una de las mejores inversiones para nuestra convivencia civil. Un entorno sano y seguro", añadió el prelado, "es también fundamental para la formación y el crecimiento de los jóvenes.

El arte, subrayó de nuevo el obispo maltés, es un instrumento de esperanza y, al mismo tiempo, una cura terapéutica, porque permite expresar las propias emociones y sentimientos. Finalmente, Monseñor Scicluna elevó una oración de bendición, exhortando a todos a "dirigir una mirada misericordiosa hacia sus hermanos y hermanas más necesitados".

La "Casa del Corazón de Jesús" se inauguró en el 2000: es la primera estructura de este tipo en Malta y se dedica no sólo a acoger a mujeres y niños que han sufrido violencia doméstica, sino también a su reinserción en la sociedad, para que puedan reconstruir una vida lejos de sus torturadores. La estructura es uno de los proyectos de asistencia y solidaridad gestionados, en la isla, por la Fundación Sebħ: iniciada en 1965, esta Fundación quiso ser la respuesta de la Iglesia local a las necesidades de los niños en dificultades, para permitirles recibir ayuda en casas gestionadas por congregaciones religiosas. A lo largo de los años, la Fundación ha abierto varios centros: además de la "Casa Corazón de Jesús", gestiona otras cinco estructuras para el cuidado de niños y familias.

10 marzo 2020, 13:08