Buscar

Vatican News
hiroshima paz monumento niños 2019.11.19 Hiroshima, monumento a los niños de la Paz  (©Matej - stock.adobe.com)

Primeras respuestas positivas al llamado de alto al fuego mundial

Varios grupos armados han respondido positivamente al llamado que hicieron el Secretario General de las Naciones Unidas y el Papa Francisco a un alto el fuego mundial ante la pandemia del Covid-19.

Vatican News - Ciudad del Vaticano

El Papa Francisco a menudo describe los conflictos actuales como "una tercera guerra mundial que se desarrolla poco a poco". El domingo, se unió al Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, para pedir "un inmediato cese del fuego global", mientras el mundo lucha para hacer frente a la pandemia del Covid-19.

El llamamiento del Papa Francisco

Después de la oración del Ángelus del mediodía, el Papa pidió el cese "de cualquier forma de hostilidades", y una "lucha conjunta" contra la pandemia de coronavirus. Rezó para que un esfuerzo conjunto contra el enemigo común de Covid-19 "pueda inspirar un compromiso renovado para superar las rivalidades de los líderes de las naciones y las partes involucradas". Los conflictos no se resuelven con la guerra", dijo.

El llamamiento del Secretario General de la ONU

Seis días antes, el lunes, el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, instó a las partes beligerantes de todo el mundo a "dejar las armas" en apoyo de la mayor batalla contra Covid-19.  "La furia del virus ilustra la locura de la guerra", dijo. "Es hora de poner el conflicto armado bajo llave y concentrarnos juntos en la verdadera lucha de nuestras vidas", añadió.

Primeras respuestas

En respuesta al llamamiento de las Naciones Unidas, varios grupos armados del Camerún, Filipinas, el Yemen y Siria han tomado las primeras medidas para reducir la violencia en los últimos días. La guerra civil de cinco años de duración en el Yemen ha creado una de las peores crisis humanitarias del mundo. En Siria, un posible brote de Covid-19 supone una amenaza mortal para 6,5 millones de desplazados internos, que sufren los efectos de nueve años de conflicto.

Las guerras olvidadas

Sin embargo, siguen existiendo tensiones en muchas otras zonas del mundo, como el Afganistán, Malí, Libia, Somalia, el Iraq y la Franja de Gaza. En México, los traficantes de drogas luchan por el control del comercio de estupefacientes, y Corea del Norte ha lanzado recientemente dos presuntos misiles balísticos.

Alrededor de setenta estados de todo el mundo están actualmente involucrados en algún tipo de conflicto, la mayoría de ellos en África y Asia. Muchas de ellas son guerras olvidadas. El conflicto kurdo-turco, por ejemplo, está en curso desde 1984. La guerra civil en Somalia, desde 1991.

Efectos del cese del fuego

Un alto el fuego permitiría que la ayuda humanitaria llegara a las poblaciones más vulnerables si el Covid-19 se propaga. En su llamamiento del domingo, el Papa Francisco alentó "la creación de rutas de ayuda humanitaria, la apertura a la diplomacia y la atención a quienes se encuentran en situaciones de grave vulnerabilidad".

Por su parte, el Secretario General de la ONU confirmó cómo "las mujeres y los niños, las personas con discapacidades, los marginados, los desplazados y los refugiados, pagan el precio más alto durante los conflictos". Son los que corren mayor riesgo de sufrir "pérdidas devastadoras" por la enfermedad del coronavirus, añadió.

"Terminen con la enfermedad de la guerra y luchen contra la enfermedad que está devastando nuestro mundo", apeló Antonio Guterres. "Esto comienza por detener la lucha en todas partes".

30 marzo 2020, 10:15