Buscar

Vatican News

Colombia: Preocupación de los Obispos por aumento crisis en Nariño y Cauca

Los Obispos colombianos de los departamentos de Nariño y Cauca, tras una reunión de tres días, donde hicieron una lectura cuidadosa de la realidad que se vive en estas regiones, señalaron la agudización de la crisis humanitaria en estos territorios.

Ciudad del Vaticano

“Estamos viendo el dolor de nuestro pueblo”, es el título del Comunicado de los Obispos colombianos de Nariño y Cauca, quienes se reunieron del 5 al 7 de marzo en el Municipio de Guapi, y que se inspira en el pasaje bíblico de Ex 3, 7; manifestaron su profunda preocupación por el sufrimiento de estos pueblos, “que se expresa en el abandono del Estado de sus ciudadanos, en el incremento del número de homicidios, los continuos enfrentamientos de los grupos armados que ponen en riesgo la vida de las comunidades, el reclutamiento de jóvenes y niños, la corrupción y la inestabilidad política de algunos de nuestros municipios, el deterioro del medio ambiente, fruto de la tala indiscriminada de los bosques para la expansión de los cultivos ilícitos y el daño de nuestros sistemas hídricos por la contaminación producida por la minería ilegal”.

Liberar a los secuestrados y proteger la vida

En este contexto, los Prelados de esta región eclesiástica rechazan el fenómeno del secuestro que se vive en esta región, de manera especial el sucedido en los últimos días en el territorio del Municipio de Guapi. “Estamos convencidos que la vida humana, la libertad y la movilidad en el territorio son esenciales para el progreso de los pueblos”. Por eso, afirman los Prelados, solicitamos a quienes los tienen retenidos que les permitan retornar cuanto antes al seno de sus familias. Asimismo, invitan a las autoridades y a toda la ciudadanía en general para que “juntos protejamos la vida y hagamos nuestro mejor esfuerzo en la misión que se nos ha encomendado. Pedimos a los organismos nacionales e internacionales que tienen mandato para mediar en la liberación de los secuestrados, para que actúen eficazmente y se logre su pronta liberación”.

Soluciones estructurales y compromiso de la sociedad

Finalmente, los Obispos de esta región eclesiástica de Colombia manifiestan su preocupación por el incremento de los cultivos de uso ilícito en estas comunidades, y al mismo tiempo los Prelados solicitan la posibilidad del reinicio de la fumigación, “pues creemos – afirman los Pastores – que frente a las complejas problemáticas que vivimos en el territorio, se deben implementar soluciones estructurales, lideradas por el Estado y el compromiso de la sociedad civil”.

El Mensaje que se dio fruto de una reunión en el Municipio de Guapi, del 5 al 7 de marzo, fue firmado por: Monseñor Luis José Rueda Aparicio, Arzobispo de Popayán; Monseñor Julio Enrique Prado Bolaños, Obispo de Pasto; Monseñor José Saúl Grisales Grisales, Obispo de Ipiales; Monseñor Orlando Olave Villanoba, Obispo de Tumaco; Monseñor Óscar Augusto Múnera Ochoa, Vicariato Apostólico de Tierradentro; y Monseñor Carlos Alberto Correa Martínez, Vicariato Apostólico de Guapi.

09 marzo 2020, 12:04