Buscar

Vatican News
NIGERIA-RELIGION-UNREST (AFP or licensors)

África. Diálogo interreligioso, vital en la lucha contra el terrorismo

El Cardenal Phillip Ouedraogo indica que el diálogo interreligioso está en el corazón del trabajo pastoral de la SECAM, siendo un medio central en la lucha contra el terrorismo. Se necesita un alto al comercio de armas por parte de las potencias occidentales. Llamamiento a la solidaridad hacia los más vulnerables.

Ciudad del Vaticano

“Una herramienta vital para combatir el terrorismo”: así es como el Cardenal Phillip Ouedraogo, Arzobispo de Uagadugú, en Burkina Faso, define el diálogo interreligioso, en el marco de la reunión del Comité Permanente del Simposio de las Conferencias Episcopales de África y Madagascar (SECAM). El cardenal reitera que la confrontación pacífica entre las religiones es una opción vital para combatir el extremismo.

Diálogo interreligioso en el corazón pastoral

En particular, el Cardenal Oueadraogo se refiere a la crisis en la región del Sahel de África, donde se están intensificando los ataques terroristas en países como Burkina Faso, Malí, el Níger y el Chad. “El diálogo interreligioso está en el corazón de nuestro trabajo pastoral estamos trabajando juntos para vivir juntos, con respeto y escuchándonos unos a otros” declara el Cardenal. Frente a esto, también es fundamental el llamamiento a “la importancia de la solidaridad interna y externa, es decir, a nivel local e internacional”, porque “como dice un proverbio africano, ‘Un dedo no recoge la harina’, se necesitan muchos más. Para ello, es necesario unir fuerzas”, tanto dentro como fuera de cada país.

Al examinar la situación específica de Burkina Faso, el Cardenal comenta: “El país se enfrenta al desafío de los atentados terroristas a partir de 2015. En cinco años, gente inocente ha sido asesinada sin piedad, la Iglesia Católica ha pagado un alto precio y muchos cristianos han sido asesinados. Ni siquiera los protestantes han escapado de esta tragedia”, que ha causado “más de 600.000 personas desplazadas a causa de la inseguridad y la violencia”, y ha impedido que los niños asistan a la escuela.

Fin al comercio de armas

En este contexto, el presidente de la SECAM pide a las potencias occidentales que pongan fin al comercio de armas en África, porque “son estas armas las que permiten a los grupos yihadistas matar a la población inocente”.

El cardenal Oueadraogo también pone en tela de juicio a los ejecutivos locales, cómplices en la compra de armas, “gobiernos corruptos que actúan de manera deplorable a expensas de la paz y la seguridad de los pueblos de África”. Por su parte, “la Iglesia permanece solidaria y busca llevar la esperanza a todas las personas en dificultad, para que se ponga fin a los actos terroristas”. De ahí la invitación del Arzobispo a invocar al Señor, “príncipe de la paz”: la oración -explica- “es el Kalashinokov (arma)” de la paz.

Solidaridad, ser la voz de los sin voz

Al mismo tiempo, el cardenal instó a “desarrollar gestos concretos de solidaridad para ayudar a la gente”, proporcionándoles apoyo para la vivienda, la alimentación, el vestido y la escolarización de los menores. Por último, hace un llamamiento a los medios de comunicación, quienes tienen la responsabilidad de tomar medidas para combatir el terrorismo: “Sean la voz de los sin voz - les dice el Cardenal Oueadraogo - la voz de los inocentes masacrados sin necesidad”.                

10 marzo 2020, 11:26