Buscar

Vatican News
Bandiera svizzera Bandera suiza 

Suiza: Mensaje de los obispos para el Domingo del enfermo

Con motivo de la celebración, el próximo 1° de marzo, del Domingo del enfermo, los prelados suizos destacan en su mensaje lo primario de la "persona" sobre el "enfermo", protegiendo siempre su dignidad y su vida, sin ceder a actos de "eutanasia, suicidio asistido o supresión de la vida, incluso cuando la etapa de la enfermedad es irreversible"

Ciudad del Vaticano

"Vengan a mí todos los que estén cansados y oprimidos, y yo les daré descanso" (Mt 11, 28) es el tema del Mensaje de los obispos suizos, con vistas al Domingo del enfermo, que se celebrará el 1° de marzo. El versículo del Evangelio es el mismo que eligió el Papa Francisco en su mensaje para la 28ª Jornada mundial del enfermo del 11 de febrero.

"Estas palabras de Jesús – escriben los prelados suizos al citar al Pontífice – indican el misterioso camino de la gracia que se revela a los sencillos y que ofrece descanso a los fatigados”. Además, estas palabras “expresan la solidaridad del Hijo del hombre, Jesucristo, frente a una humanidad afligida y sufriente". De ahí el llamamiento de la Iglesia en Suiza "no sólo a cuidar de los enfermos, sino a hacerlo, sobre todo, para que reciban toda la humanidad y la compasión que necesitan".

La vida humana es sagrada

Sí, porque toda enfermedad, de hecho, "también tiene un impacto en las relaciones", puesto que "al lado de cada enfermo hay una familia que sufre y pide consuelo y cercanía" y esto "no hay que olvidarlo o descuidarlo". En este mensaje de los prelados suizos es central su invitación a destacar lo primario de la "persona" sobre el "enfermo", protegiendo siempre su dignidad y su vida, sin ceder a actos de "eutanasia, suicidio asistido o supresión de la vida, incluso cuando la etapa de la enfermedad es irreversible". Asimismo estos obispos recuerdan que la vida humana “es sagrada e intangible y como tal debe ser aceptada, protegida y respetada” desde su concepción y hasta su muerte natural. De la Conferencia episcopal suiza procede, además, el llamamiento siempre en línea con lo solicitado por el Papa Francisco, a fin de que las instituciones garanticen el acceso a la atención médica de todos los enfermos, de acuerdo con los principios de solidaridad y subsidiariedad.

Debate actual sobre el suicidio asistido

Cabe recordar que el mensaje de los obispos suizos forma parte del debate actual sobre el suicidio asistido, una práctica creciente en el país. En diciembre pasado, en el marco de la 326ª Asamblea ordinaria, la Conferencia episcopal de esta nación adoptó un documento pastoral sobre la asistencia espiritual a las personas que deciden suicidarse y que recurren a la comunidad eclesial para ser acompañadas en este difícil camino y recibir los sacramentos. Frente a la banalización del suicidio asistido, que viola el carácter sagrado de la vida humana que Dios nos ha dado, en el documento se reafirma que esta práctica es contraria al mandamiento del amor, que obliga a todo cristiano a amarse a sí mismo como Dios nos ama, y a la de la caridad hacia los demás.

06 febrero 2020, 14:28