Buscar

Vatican News
2020.01.25 Monseñor Miguel Cabrejos, Perú 2020.01.25 Monseñor Miguel Cabrejos, Perú 

Perú. Cabrejos pide orar por víctimas de explosión en Villa El Salvador

Monseñor Miguel Cabrejos, Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana y Presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), visitó la tarde de este viernes 24 de enero a los 8 niños que se encuentran internados en el Instituto Nacional de Salud del Niño de San Borja, en estado de suma gravedad, producto de la tragedia ocurrida en Villa El Salvador.

Ciudad del Vaticano

El 23 de enero un camión cisterna conteniendo gas explotó en el distrito Villa El Salvador, al sur de Lima, capital de Perú. Hasta este momento han fallecido al menos ocho personas y otras 48 han sufrido quemaduras de gravedad. La mayor parte de las víctimas presentan quemaduras en más del 90% del cuerpo.

Monseñor Cabrejos visita hospital

El accidente ocurrió hacia las siete de la mañana cuando el camión transitaba por el distrito antes citado. Monseñor Miguel Cabrejos Vidarte, Presidente del episcopado peruano visitó la Sala de Cuidados Intensivos del Hospital y pidió realizar una cadena de oración por la salud de los niños. “Desde este lugar invoco a todos los peruanos a realizar una cadena de oración por ellos. Pidamos con confianza a la Santísima Virgen de la Puerta, a San José, a San Miguel Arcángel y al Divino Niño Jesús por estos niños que sufren, porque para Dios nada es imposible”, expresó el Presidente del Episcopado Peruano.

Posteriormente, el también Presidente del Episcopado Latinoamericano sostuvo un encuentro con los familiares de los niños heridos y les ofreció su cercanía y apoyo. Asimismo, hizo entrega de un aporte económico a cada uno de ellos en nombre del Episcopado Peruano.

Mensaje

Mons. Cabrejos, Arzobispo de Trujillo, expresó a través de un mensaje su solidaridad y oración por las víctimas: “Hemos acompañado a las víctimas de esta desgracia, desde que conocimos la tragedia, con la presencia de los sacerdotes de la Diócesis de Lurín y lo seguimos haciendo con nuestra oración y solidaridad con las víctimas y sus familiares”.

También, añade, esta situación “nos exige, como sociedad, a revisar seriamente la seguridad de todo aquello que pueda poner en riesgo la vida y la dignidad de las personas”.

Además de las víctimas, la explosión produjo daños en alrededor de veinte viviendas de los alrededores.

Monseñor Cabrejos también expresó que Cáritas del Perú, institución de la Conferencia Episcopal Peruana, ya inició una campaña de ayuda para las personas heridas y los damnificados de esta tragedia, con la compra, preparación y entrega de alimentos, así como acompañar algunos casos severos con apoyo socioemocional, medicamentos y terapias físicas.

25 enero 2020, 16:34