Buscar

Vatican News
archivo archivo 

Card. Leopoldo Brenes: Reparar con mayor amor a Dios

Este jueves la Arquidiócesis de Managua solicitó a la feligresía una jornada de Oración y reparación de la Catedral de Managua después de los actos de profanación de la que fue objeto.

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

La Arquidiócesis de Managua solicitó a la feligresía una jornada de Oración y reparación de la Catedral de Managua después de los actos de profanación que sufrió el pasado lunes. Según la nota de prensa, se explica que la Iglesia quiere reafirmar su “fidelidad a Jesucristo, al evangelio de la Vida y la dignidad de la persona humana; su opción pastoral es ser una Iglesia cercana y samaritana junto al pueblo de Dios, aun en los momentos más críticos”.

Esta opción de la Iglesia, se lee en la nota, ha sido una constante durante la historia en Nicaragua y la asumen conscientes que peregrinan con esperanza “entre las persecuciones del mundo y los consuelos de Dios”. Ante los recientes acontecimientos, el arzobispo de Managua, cardenal Leopoldo Brenes hace suyas las palabras del Papa Francisco que exhorta a ¨responder al odio con amor y a la ofensa con el perdón¨, según el ángelus del pasado domingo.

“La primera que quiere la paz es la Iglesia”, no como una consigna sino como un proceso arduo y exigente que implica revestirnos de humildad y de valores como la verdad, la justicia, el perdón y el trato digno a todos, se lee en la nota, y afirma que como una madre la Iglesia desea servir con humanismo y seguir siendo un espacio seguro de fe, de esperanza y de fraterna caridad.

Por último, se invitaba a los fieles católicos para que rezaran juntos en comunión de fe, “pastores y fieles para reparar con un mayor amor a Dios, el Santísimo Sacramento, a la Bienaventurada Virgen María e invocar al Espíritu Santo para discernir con sensatez cristiana las mejores decisiones en favor del bien común y digno para todos los nicaragüenses. Ofrezcamos libre y voluntariamente como ofrenda de amor, un acto de penitencia al Dios Padre de las misericordias”.

En el programa desarrollado

Se rezó el Angelus, el Santo Rosario, con las intenciones: Por el respeto a la parroquia san Miguel de Masaya y las vidas de las personas que están ahí asiladas. En reparación contra las ofensas y profanaciones al Santísimo Sacramento.  En reparación por la profanación en la persona de obispos, sacerdotes y religiosas que han sufrido vejámenes. En reparación por la profanación de los templos católicos. Por la paz y la justicia en Nicaragua. Le siguió una reflexión del mensaje de los Obispos, la coronilla de la Divina Misericordia, un Vía Crucis penitencial. Y por último, una Misa de reparación, culminándola con la Oración de San Miguel Arcángel.

22 noviembre 2019, 18:06