Buscar

Vatican News

Focolares: “Chiara nos enseñó a hacernos santos juntos, con Jesús en medio nuestro”

Este 10 de noviembre concluye la fase diocesana de la causa de beatificación y canonización de la Sierva de Dios Chiara Lubich, Fundadora del Movimiento de los Focolares. Entrevista a Daniel Tamborini, miembro del Movimiento de los Focolares.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

“Con esta ceremonia solemne se va a entregar a la Iglesia todos los elementos que se han recogido en estos últimos cinco años y que después permitirán poner como ejemplo de vida cristiana, la vida de Chiara. Ella nos mostró un camino de santidad diverso y nos dio la posibilidad de hacernos santos juntos, con ese Santo en medio nuestro que es Jesús”, lo dijo el Ing. Daniel Tamborini, miembro del Movimiento de los Focolares explicando las virtudes cristianas y la fama de santidad de Chiara Lubich, Fundadora del Movimiento de los Focolares, ante la inminente ceremonia de clausura de la fase diocesana de la causa de beatificación y canonización de la Sierva de Dios Chiara Lubich, este 10 de noviembre en la diócesis de Frascati, Italia.

Un modelo de cómo vivir la vida cristiana

“Después de la muerte de Chiara Lubich, que fue el 14 de marzo de 2008, pasado los cinco años de su muerte – explicó Daniel Tamborini – el 7 de diciembre de 2013 se pidió a la diócesis a través de la Presidente del Movimiento de los Focolares, Maria Voce, de poder iniciar la causa de beatificación y el Obispo de la diócesis de Frascati, Italia, lugar donde murió Chiara, estableció para el 27 de enero de 2015 la apertura solemne del proceso de beatificación en su fase diocesana”. Monseñor Raffaelo Martinelli, Obispo de Frascati, nombró un tribunal que empezó el trabajo de poder recoger lo que ella había dicho y lo que ella había escrito y sobre todo se recogieron muchos testimonios, de personas que la habían conocido personalmente y de personas que la habían conocido a través de otras personas, así se empezó este proceso para hacer todo lo que ella había donado con su vida y poderlo entregar a la Iglesia, para que después la Iglesia la pudiera presentar como un modelo de cómo vivir la vida cristiana.

Un camino diverso de santidad

“Es sobre todo el carisma que ella ha dado – subrayó Daniel Tamborini señalando el camino particular de santidad de Chiara Lubich – que es totalmente una novedad, este carisma recibido de Dios, que es el carisma de la unidad, del que todos sean uno. Ella vivió y dio todo su ser, toda su vida para llegar a esto. Normalmente la santidad es el camino de un persona sola, mientras que Chiara con su vida y sobre todo con su ejemplo ha dado la posibilidad de ver y tener una santidad diversa, de aquellos que caminan con Jesús en medio. Chiara decía yo solo santa, no, todos tenemos que ser una sola cosa. Y ella hizo de toda su vida este construir el que todos sean uno, para que todos podamos hacernos santos. Por eso, la santidad para Chiara, es el hacernos santos juntos, con ese Santo en medio nuestro que es Jesús”.

Entrevista a Daniel Tamborini
06 noviembre 2019, 18:45