Buscar

Vatican News
Mons. Cabrera, presidente de la Conferencia Episcopal Mexicana. Mons. Cabrera, presidente de la Conferencia Episcopal Mexicana. 

Monseñor Cabrera indica las líneas pastorales de la Iglesia en México

Los Obispos mexicanos llevan a cabo su CVIII Asamblea Plenaria. El Presidente de la CEM plantea 5 puntos sobre los que reflexionar de cara al Proyecto Pastoral Global 2031 – 2033.

Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

La Conferencia Episcopal Mexicana está en plena Asamblea Plenaria, la cual comenzó el 11 de noviembre y se extenderá hasta el viernes 15. Durante dicha Asamblea, la número 108 para ser exactos, Monseñor Rogelio Cabrera López, Arzobispo de Monterrey y Presidente de la Conferencia Episcopal Mexicana aseguró que “se trata de un espacio privilegiado para 'indicar prioridades y líneas pastorales de nivel nacional y alentar su ejecución', como leemos en nuestro Estatuto, que hemos incorporado a nuestro Proyecto Pastoral Global 2031 - 2033" según informa la Agencia Fides.

El Presidente de la CEM también indicó cinco temas sobre los que reflexionar durante su mensaje inaugural: En primer lugar – dijo – “vivir el ministerio episcopal adoptando una actitud crítica, ofreciendo también formas de resolver las dificultades económicas, políticas y sociales que experimenta el país”. Si son capaces de esto, se podrá realizar una "pastoral de intervención" gracias a la cual actuarían a través de sus comisiones junto a especialistas que iluminarían la realidad del país.

El segundo punto sobre el que se centró fue en los tres desafíos a los que se enfrentan como Iglesia en México: el Kerigmático-místico, es decir, cómo avanza la catequesis y la evangelización; el Sinodal-Comunitario, es decir, averiguar cómo es la comunión entre parroquias y centros cristianos y por último, el Ético-Moral, en el que se debe evaluar cómo responden a la crisis antropológica actual para la defensa de la dignidad humana y la reconstrucción del tejido social.

En tercer lugar, Mons Cabrera expresó la necesidad de seguir los consejos de CELAM como institución latinoamericana, “porque conoce nuestra realidad y nuestra camino de conversión”, también pidió vivir la sinodalidad misionera “bajo la guía del Papa” y convertirse así “en pastores misioneros con olor a oveja, con una vida austera y misericordiosa”.

Otro de los puntos de reflexión para el Presidente de la CEM es el de “seguir un itinerario espiritual”, en el que haya una formación continua, pero también una fuerte espiritualidad para llevar a cabo el Proyecto Pastoral Global. Por último, expresó su deseo de “concretar todo en una Asamblea Nacional de la Iglesia en México", que permita “conocer a todos los miembros: religiosos, seminaristas, laicos, jóvenes y todas las realidades sociales de nuestra nación”.

12 noviembre 2019, 18:39