Buscar

Vatican News

Concluye el Encuentro Internacional por la Paz. El próximo será en Roma 2020

Concluye en Madrid el Encuentro interreligioso de oración por la paz. Marco Impagliazzo anuncia que el año que viene se celebrará en Roma.

Mireia Bonilla – Madrid

El encuentro internacional “Paz sin Fronteras” ha llegado hoy a su recta final, con una emotiva ceremonia de clausura de Oración por la Paz en la que se han podido ver a todos los líderes de las distintas confesiones religiosas reunidos en la Plaza de la Almudena para firmar un “llamamiento de paz”. Marco Impagliazzo, de la Comunidad de Sant Egidio anunció que el próximo año será Roma la ciudad que acoja este encuentro.

Antes de la ceremonia de clausura, ha tenido lugar el momento de oración, en el que los líderes religiosos se han reunido en diferentes lugares de la capital española para rezar simultáneamente por los frutos de este encuentro. Así, los cristianos se encontraban en la Catedral de la Almudena, los judíos en la Casa Sefarad-Israel, los musulmanes en la Catedral Castrense, los budistas en el salón Alfa y Omega, y las otras confesiones en diferentes lugares dentro del cuartel San Nicolás.

Card. Osoro: la humanidad lleva inscrita la vocación a la fraternidad

Después, se han unido las distintas confesiones para realizar, juntos, la procesión hasta la Plaza de la Almudena y dar inicio a la Ceremonia de clausura, en la que ha destacado la intervención del Arzobispo de Madrid, Cardenal Carlos Osoro, quien ha expresado la importancia de tomar decisiones claras y apostar por la “cultura del encuentro”, de la que el Papa Francisco tanto habla. También ha declarado que estos días vividos en Madrid “han sido un regalo”; el regalo de “poder ser protagonistas de una lucha activa desde el diálogo y el encuentro”.

Por otro lado, Osoro ha explicado que la importancia de este encuentro también es caer en la cuenta de que se tiene que ser “sembradores de paz”: “salimos de aquí con el título “sembradores de paz” allá donde estemos, en las tareas y responsabilidades que tengamos”, puntualizando que se trata de una exigencia de quienes no están dispuestos a olvidar el proyecto de quien nos creó, así como la vocación originaria de ser hijo y hermano.

Por último, ha subrayado que la humanidad lleva inscrita “la vocación a la fraternidad” y expresa el compromiso de todos los líderes religiosos de hacer comprender que la fraternidad “es el fundamento y el camino para la paz”.

Llamamiento por la paz

Durante la ceremonia de clausura ha tenido lugar el momento más importante de todo este encuentro: la firma del llamamiento por la paz. Un llamamiento en el que todos los líderes religiosos han expresado su preocupación “por las nuevas generaciones” ante la reaparición del culto de la fuerza y las contraposiciones nacionalistas, las cuales – han puntualizado – “han provocado grandes destrucciones a lo largo de la historia”. Pero también consta en el documento su preocupación ante la plaga del terrorismo y ante la indiferencia a los más débiles, aquellos golpeados por la violencia y el desprecio por ser diferentes, “porque rezan y hablan en otra lengua”.

Frente a estas problemáticas, piden diálogo y cooperación y hacen un llamamiento a los responsables políticos, a los más ricos del mundo, así como a los hombres y mujeres de buena voluntad para que “proporcionen los recursos necesarios para evitar que millones de niños mueran cada año por falta de atención médica y para poner mandarlos a la escuela”.

Al final del documento se lee el deseo de todos los líderes religiosos de que la paz sin fronteras sea posible, pues es “la necesidad profunda de nuestro mundo”.

17 septiembre 2019, 23:33