Cerca

Vatican News
Foto de archivo Foto de archivo 

Serie radiofónica: Cuidemos nuestra Casa Común

La serie radial “Cuidemos nuestra Casa Común”, inspirada en la Carta Pastoral del CELAM “Discípulos misioneros custodios de la casa común: Discernimiento a la luz de la encíclica Laudato Si”, que ahora se presenta, pone un énfasis especial en el tema de las industrias extractivas, pero, al mismo tiempo aborda los diversos aspectos que corresponden a una visión global de una ecología integral, para una auténtica Conversión Ecológica, como un acto de justicia para con la Casa Común y con las futuras generaciones.

Gracias a la iniciativa de la Red Iglesias y Minería, la Carta Pastoral del CELAM: Discípulos Misioneros Custodios de la Casa Común, puede ser escuchada en 22 programas de radio. Inspirada en la Encíclica Laudato Si, esta Carta es un urgente llamado a cuidar y defender este planeta Tierra que es creación de Dios.

Con esta Carta Pastoral y en estrecha comunión con el Papa Francisco, dicen los obispos latinoamericanos, “queremos entrar en diálogo con todos acerca de nuestra casa común” y especialmente “sobre el modo como estamos construyendo el futuro del planeta”, lo cual implica “buscar juntos caminos de liberación” que conduzcan a la “verdadera sabiduría” y al planteamiento de “respuestas integrales”.

Presentando la serie, el Presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano y de la Conferencia Episcopal peruana, Monseñor Cabrejos Vidarte, señala que la serie, inspirada en la Carta Pastoral del CELAM “Discípulos misioneros custodios de la casa común: Discernimiento a la luz de la encíclica Laudato Si”, pone un énfasis especial en el tema de las industrias extractivas, pero, al mismo tiempo aborda los diversos aspectos que corresponden a una visión global de una ecología integral, para una auténtica Conversión Ecológica, como un acto de justicia para con la Casa Común y con las futuras generaciones.

A continuación les proponemos el primer programa, en el que se ofrece una mirada al modelo económico, que pone en riesgo la vida de las presentes y futuras generaciones, al conducir al agotamiento de las tres fuentes esenciales para la vida: agua, aire y suelo. 

No te mueras Madre Tierra
24 agosto 2019, 14:20