Buscar

Vatican News

Las diferencias nos unen: así es el campamento de verano de la Orden de Malta

En esta iniciativa organizada por la Orden de Malta participan más de 500 jóvenes procedentes de varios países del mundo, de los cuales doscientos tienen algún tipo de discapacidad; con el fin de compartir experiencias y pasar una semana de diversión y aventuras.

Sofía Lobos - Ciudad del Vaticano

Del 3 al 10 de agosto se está llevando a cabo en la Abadía de Ettal, un monasterio benedictino en Alemania, la 36° edición del campamento de verano organizado por la Orden de Malta para jóvenes con discapacidades, que cuentan con la ayuda de voluntarios que conviven con ellos y juntos comparten actividades deportivas como escalar, hacer rafting, volar en parapente y otros tipos de entretenimiento.

Compartir experiencias

En esta iniciativa participan más de 500 jóvenes procedentes de varios países del mundo, de los cuales doscientos tienen algún tipo de discapacidad, con el fin de compartir experiencias y pasar una semana de diversión y aventuras.

Entre todos se apoyan, se ayudan y se cuidan: un gesto concreto para recordar que "somos iguales a pesar de tener capacidades diferentes". Vatican News conversó con Nicolás Duve, joven argentino de 18 años, quien habiendo terminado la escuela ha decidido tomarse un año sabático y ayudar como voluntario en la organización de este extraordinario campamento. 

Oportunidad única de interactuar

Al igual que los numerosos proyectos de verano organizados por las diferentes asociaciones de la Orden de Malta a nivel nacional, el campamento internacional es una experiencia excepcional para jóvenes discapacitados, una forma de escaparse de su rutina diaria y una oportunidad única de interactuar y realizar actividades de las que, normalmente, no pueden disfrutar.

Superar todo tipo de barreras

El ambiente internacional permite a los jóvenes superar todo tipo de barreras culturales y lingüísticas, promueve la amistad y elimina los obstáculos físicos y arquitectónicos a los que se enfrentan como consecuencia de sus diferentes discapacidades.

El campamento representa, por tanto, un gran desafío en el que los participantes tienen que aprender a adaptarse, a vivir y trabajar en equipo. 

Un campamento extraordinario

Photogallery

Un verano extraordinario
07 agosto 2019, 16:26