Cerca

Vatican News

Fraterno encuentro del Papa con los obispos argentinos en Visita ad limina

El primer grupo de obispos argentinos en visita ad Limina se encontró en la mañana del 2 de mayo con el Papa Francisco. Más de dos horas de “diálogo fraterno” durante el cual el Pontífice destacó la importancia de la educación, manifestó su preocupación por los jóvenes y pidió a los pastores argentinos “cercanía” a todo el pueblo

María Cecilia Mutual – Ciudad del Vaticano

Más de dos horas de encuentro “fraterno” e intercambio fecundo sobre las distintas realidades pastorales del país fue el que vivió en la mañana del 2 de mayo el primer grupo de obispos argentinos, presentes en Roma con ocasión de su visita ad Limina Apostolorum. Un encuentro “cordial y dialogal” en el que los temas “fueron saliendo espontáneamente” después de la invitación del Papa a “compartir cada uno lo que quería compartir”. Así lo explicaron a Vatican News, tres obispos de este primer grupo: Adolfo Canecín, obispo de la diócesis de Goya, provincia de Corrientes; Mons. Andres Stanovnik, arzobispo de Corrientes y Damián Bitar, obispo de Oberá, en la provincia de Misiones.

Jóvenes, tema central del encuentro

En la entrevista, los prelados argentinos señalaron como tema fundamental del encuentro, aquel de los jóvenes: “la realidad juvenil en esta cultura digital que nos toca vivir, y la impotencia que a veces genera su abordaje, para acompañar y para evangelizar a los jóvenes en esta realidad”. También “el tema de la droga dependencia y otras adicciones en el mundo juvenil”, afirmó mons. Adolfo Canecín, obispo de Goya. 

Jóvenes y vocaciones

De su diócesis en particular, el obispo de Goya compartió con el Santo Padre una experiencia positiva: una “efervescencia juvenil" que "no tenían" tiempo atrás y que atribuyen a la Jornada Mundial de la Juventud, al Sínodo de los jóvenes y a la Exhortación apostólica Post sinodal ‘Cristo vive’, sobre los jóvenes para rejuvenecer la Iglesia.

Fortalecidos y confirmados en la fe

“Nos vamos del encuentro confirmados en nuestra fe", afirmó por su parte el arzobispo de Corrientes, Mons. Andres Stanovnik. El prelado destacó además algunos aspectos que los ayudaron a salir fortalecidos del encuentro con el Papa:

“Nos dijo que la Iglesia Argentina, según lo que él percibía, veía y sentía sobre todo en este último tiempo siendo él Pastor Universal, es una Iglesia que está cerca de la gente”, “acompañando la realidad de la gente, sus alegrías y las dificultades por las que está atravesando". Algo que según el pastor de Corrientes el Romano Pontífice "valora muchísimo”.

La educación, fundamental para el Papa

“Por otra parte - agregó - insistió mucho en la educación: la educación en Argentina tiene muchas carencias. Insistió fuertemente en el tema educativo: no sólo en la educación de la fe, que es natural en el ejercicio de nuestro ministerio, sino la educación en general”.

La invitación a visitar “a su pueblo”

“Fue realmente común la invitación al Santo Padre a que visite su pueblo", añadió mons. Stanovnik. "Nuestro pueblo, y sobre todo nuestro pueblo sencillo, el 'santo pueblo fiel de Dios' lo quiere, y lo quiere mucho. Rezamos por él. Yo le acerqué los sentimientos del pueblo correntino, que lo quiere, reza por él y espera también su visita, cuando él lo disponga”. 

La acogida del Papa con un abrazo

“Fue impactante para todos entrar en la biblioteca y ser recibidos personalmente por él con un abrazo” expresó emocionado Mons. Damián Bitar, obispo de Oberá, relatando que era la primera vez que se encontraba “con Jorge Bergoglio, hoy Papa Francisco, Sucesor de Pedro”. “Nos hizo enormemente bien ese gesto humano, ese gesto de padre y de pastor” aseguró. “Fue también hermoso poder decirle al final que nos diera la bendición, una bendición para llevar a nuestros fieles, a los jóvenes, a las familias, a los enfermos”.

Cercanía de pastores con todos

“La Iglesia debe ser ‘hospital del campaña’, en medio del campo del mundo donde lamentablemente hay muchos heridos, sobre todo los heridos hoy por las adicciones, por la falta de trabajo, los heridos por la pobreza": fue la frase del Papa que el obispo de Oberá quiso subrayar, agregando: “nos pidió, por eso, que nuestras Iglesias sean como un gran hospital de campaña donde podamos ser instrumentos para sanar esas heridas. Y en este tema - añadió el prelado - subrayó una palabra: ‘cercanía’. "Cercanía de pastores con todos, con los sacerdotes, con los jóvenes, y particularmente, con los que más sufren".

Visita ad limina de los Obispos argentinos, mayo de 2019
03 mayo 2019, 09:45