Buscar

Vatican News

Familia Vicenciana solidaria con pobres de Venezuela

En referencia a la difícil situación que vive Venezuela, la Familia Vicenciana (San Vicente de Paúl) ha dirigido a todos sus miembros presentes en el mundo y especialmente en el país sudamericano una declaración en la que expresa su preocupación y solidaridad ante la dramática situación

Ciudad del Vaticano

En un comunicado dado a conocer a los medios de comunicación, la Familia Vicenciana, expresa: "Somos conscientes de la dolorosa situación de injusticia y sufrimiento que vive el pueblo venezolano, por la falta de lo necesario para llevar una vida digna y productiva, y de su impotencia ante la creciente injusticia".

Por ello, elevan oraciones para que el pueblo venezolano mantenga la esperanza en la búsqueda de un cambio socio-político y económico pacífico y transparente, un cambio que llevará al país a recuperar la plena democracia, a restablecer el Estado de Derecho, a reconstruir el tejido social, a liberar la producción económica y social y a reconciliar a esta nación siempre pacífica.

Para acompañar al pueblo venezolano en estas difíciles circunstancias, en el carisma de San Vicente de Paúl y con la fuerza de la oración que une a los santos e invoca la ayuda de Ma-ria de Coromoto, patrona materna de la nación, la Familia Vicenciana lanza una campaña internacional de ayuda a los más pobres del país, así como a los programas que ya tiene en Venezuela: "En este momento crucial de la historia de este país hermano, invitamos a todos los miembros de la Familia Vicenciana a unirse a nosotros en este gesto de comunión y solidaridad, dentro de sus propias posibilidades y experiencias. Invitamos también a nuestras redes de la Familia Vicenciana a acoger, proteger y apoyar a todos los venezolanos que han emigrado a diferentes partes del mundo. La reinyección es para los más de 5 millones de refugiados venezolanos que viven en condiciones muy dramáticas en Colombia, Perú, Ecuador, Brasil, así como en otros países, especialmente en América y Europa.

La declaración de la Familia Vicenciana relanza el llamamiento que el Papa Francisco hizo para una transformación del país sin derramamiento de sangre, que conduzca a una total reconciliación y sanación de los tejidos insanos de la sociedad, a la promoción de oportunidades de desarrollo humano integral y a la reactivación de los valores de paz y justicia.

03 abril 2019, 14:40