Cerca

Vatican News
 El Salvador El Salvador  (ANSA)

Obispos salvadoreños ante elecciones presidente: que se cumpla lo prometido

Para los obispos salvadoreños, "nuestra responsabilidad no termina en el momento de emitir el voto, puesto que después de las elecciones, debemos exigir que se cumpla lo prometido"

Manuel Cubías – Ciudad del Vaticano

La Conferencia Episcopal Salvadoreña (CEDES) dio a conocer un mensaje con ocasión de las elecciones presidenciales que se realizarán el 3 de febrero de este año.

Los obispos constatan que se trata de un momento importante para la vida del país. Que la población se siente defraudada por la actuación de “los partidos políticos y por la corrupción de algunos de sus máximos dirigentes. Una frustración que se vuelve insoportable en las zonas donde impera la violencia homicida”.

Expresan su temor sobre la realización del proceso electoral y piden “que el 3 de febrero asistamos a un evento electoral transparente y absolutamente respetuoso de la voluntad del pueblo”.

Los prelados también recomiendan a la población, evaluar las propuestas políticas concernientes al desarrollo integral del ser humano, la seguridad ciudadana y la violencia.

Nuestra responsabilidad como ciudadanos

El mensaje cita el Concilio Vaticano II y subraya la responsabilidad de los cristianos como ciudadanos:

“El voto es un derecho y una responsabilidad; debemos ejercerlo con plena conciencia de lo que estamos eligiendo, de acuerdo a nuestros valores, escogiendo a quien se comprometa seriamente a solucionar los graves problemas económicos, sociales y políticos del país. Debemos dar nuestro voto a quien tenga la valentía necesaria para afrontar en sus raíces el gravísimo drama de la violencia homicida que no sólo arrebata miles de vidas cada año, sino que arrebata la esperanza de poder vivir en paz”.

Para los obispos, la responsabilidad ciudadana no termina con emitir el voto, “puesto que después de las elecciones, debemos exigir que se cumpla lo prometido”.

Responsabilidad de los políticos

La principal responsabilidad de quien resulte elegido presidente es: “Promover el bien común; defender y garantizar el derecho a la vida, al agua potable como bien público, a la salud, a la educación de calidad. En las circunstancias actuales, se vuelve también prioritaria la protección al medio ambiente. Para que esto sea posible, es imperativo contar con un sistema tributario justo, que obligue a pagar sus impuestos a los que más tienen, en favor de los que tienen menos o viven en situación precaria; un sistema que garantice a los trabajadores su inalienable derecho a una jubilación digna y justa. Y nunca debemos perder de vista que no puede haber paz sin justicia, sin una lucha frontal contra la pobreza y la corrupción”.

El mensaje recuerda las palabras del Papa Francisco: “¡Ruego al Señor que nos regale más políticos a quienes les duela de verdad la sociedad, el pueblo, la vida de los pobres!” (Exhortación Apostólica La Alegría del Evangelio, n 205)”.

La voz de Dios: una sociedad más justa

Los obispos hacen memoria de las palabras de San Óscar Romero: “Es necesario hacerse racional y atender la voz de Dios y organizar una sociedad más justa, más según el corazón de Dios. Todo lo demás son parches. Todo lo demás son represiones del momento. Los nombres de los asesinados irán cambiando, pero habrá siempre violencia mientras no se cambie la raíz de donde están brotando como de una fuente fecunda todas esas cosas tan horrorosas de nuestro ambiente” (Homilía 25.09.77).

Los obispos, finalizan invocando a la Virgen de la Paz, patrona de El Salvador, “para que el evento electoral del próximo 3 de febrero constituya un paso firme en la búsqueda del futuro que Dios quiere para este noble pueblo”

28 enero 2019, 11:25