Cerca

Vatican News
Nicaragua Nicaragua  (AFP or licensors)

Nicaragua pide paz ante el Señor de Esquipulas

El Nuncio apostólico en Nicaragua, Mons. Waldemar Stanislaw Sommertag presidió este martes la eucaristía en honor al Señor de Esquipulas, en el municipio de Esquipulas-Matagalpa, donde expresó el deseo de que en el diálogo se encuentre el camino para la paz

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

El nuncio destacó el valor de la fe de los católicos matagalpinos que desde las 8:00 a.m. de este martes se reunieron en las comunidades El Cacao, El Rodeo y San Dionisio, para salir en peregrinación por más de 17 kilómetros hasta llegar al santuario en el municipio de Esquipulas.

"El deseo es que siempre las distintas instancias políticas y sociales, nosotros aquí involucrados, encontremos en el diálogo el camino a la paz verdadera", resaltó el nuncio apostólico en Nicaragua. Y agregó, “el mensaje que quiero darle a ustedes, es el deseo del Santo Padre,  por el cariño que le tiene al pueblo nicaragüense, y  la iglesia trabaje en cada lugar para  favorecer la edificación de sociedades pacíficas y reconciliadas. Encontremos en el diálogo el camino principal por el bien de toda la nación.

Nuncio Apostólico: Son tiempos de reflexión en Nicaragua

Asimismo, el diplomático vaticano, dijo a los presentes que no se olviden nunca que santos no son aquellos que viven del paraíso, santos, dijo, somos nosotros, santo es una persona que no puede vivir sin comunicarse con Dios. Y dijo que éstos son tiempos para reflexionar, hacer examen de conciencia, cada uno debe perdonar hasta las “cosas más feas que pueden suceder en nuestras vidas”.

Por último, dijo que en esta celebración, están todos implorando la paz, hoy escuchamos estas palabras, parecen vacías, afirmó, y verdaderamente son vacías, sino la llamamos con nuestra actitud, entrega, amor, sanando las heridas, hasta llegar a las cosas que son consideradas como si fuera un acto heroico, hasta perdonar los males recibidos. Nicaragua, dijo por último, necesita retomar este deseo de ser una nación santa, una nación que está lista a perdonar y a recibir perdón.

“El Dialogo que hay que empezar es con el propio diálogo de Dios, comunicarse en las familias, dialogar en las familias, si nosotros hacemos ese esfuerzo con nuestras familias vamos a llegar también a obtener esa paz verdadera, llena de amor”.

Por su parte, el obispo de la Diócesis de Matagalpa, Mons.  Rolando Álvarez, quien encabezó la peregrinación que partió desde El Cacao, afirmó que “el poder y la fuerza de los nicaragüenses está en la oración y no en las estrategias hechas por seres humanos”, aunque admitió que las estrategias humanas son correctas cuando son justas y de buena fe. Y señaló que en Nicaragua todos los días ocurren situaciones que “demuestran que la vía pacífica, cívica y adecuada es el diálogo”.

17 enero 2019, 09:04