Cerca

Vatican News

Obispos México: Atención especial a los migrantes y expectativas nuevo gobierno

"Expectativas por los proyectos de bien común y justicia presentados en campaña y estaremos atentos para colaborar con ellos en su cumplimiento", dijeron tener los obispos

Griselda Mutual –Ciudad del Vaticano

Los Obispos de México publicaron ayer una Carta al Pueblo de Dios, que fue leída a tres voces en la conferencia de prensa por el nuevo Presidente de la Conferencia Episcopal Mexicana, Monseñor Rogelio Cabrera, arzobispo de Monterrey, por el responsable de la Dimensión Justicia, Paz, Reconciliación, Fe y Política, Mons. Guillermo Ortíz Mondragón, y el Secretario General Mons. Alfonso Miranda Guardiola. Mons. Rogelio Cabrera especificó, tras la lectura, cuáles son las situaciones que requieren mayor atención para este trienio, a saber, los migrantes, los jóvenes y los sacerdotes.

Atención especial a los migrantes centroamericanos

En relación a los “miles de hermanos migrantes centroamericanos que han sido desplazados por distintas circunstancias hacia los Estados Unidos de Norteamérica”, en la lectura del Mensaje los prelados expresaron reconocer “la acción responsable de algunas autoridades estatales y municipales que han atendido eficazmente esta emergencia”, aunque también han constatado “que muchas otras han dejado a un lado la responsabilidad que señala la Ley Nacional de Migración”. “Como sociedad e Iglesia, -dijeron-hemos buscado responder fraternalmente a los migrantes en su paso por nuestra tierra atendiendo el llamado del Papa Francisco de acogerlos, protegerlos, promoverlos e integrarlos”.

Preocupación por inseguridad, desempleo y pobreza

Los prelados manifestaron asimismo su preocupación por la “situación de inseguridad, desempleo y pobreza” en el país, y por “las causas que originan estos males” y reafirmaron su compromiso “por la construcción del bien común y la atención especial a los más necesitados, siendo fieles y coherentes a las enseñanzas de nuestro Señor Jesucristo”.

Porque “creemos que la paz se construye con escucha y diálogo –dijo el Presidente de la Cem en la rueda de prensa - tenemos que ‘convertirnos’, cambiar nuestra  conducta para que México camine mejor, porque los problemas de violencia son de moralidad”.

Nuevo gobierno: expectativa de ver cumplidos proyectos de bien común

En relación al nuevo gobierno, cuya puesta en función coincide prácticamente con el trienio elegido, Mons. Cabrera manifestó “ver con simpatía el próximo presidente de la República”: los Obispos de México no tienen prejuicios sobre el resultado de su trabajo –dijo- ; estamos para caminar juntos con el pueblo y con las autoridades. Mientras que en el Mensaje se lee:

“Compartimos con nuestro Pueblo la expectativa de ver cumplidos los proyectos de bien común y justicia presentados en campaña y estaremos atentos para colaborar con ellos en su cumplimiento. Hacemos un llamado a la unidad y a la serenidad a quienes formamos parte de este país, con la voluntad de encontrar juntos las mejores formas de justicia social y desarrollo humano integral para que se contribuya a la superación de las causas que originan los escenarios de miseria y violencia en el suelo nacional”.

En vista del Plan de Seguridad propuesto por el presidente Manuel López Obrador, en el que se prevé una mejor procuración de la justicia, el paso de los militares a la guardia nacional y una especial atención al problema carcelario, Mons. Cabrera expresó que los obispos han recibido con esperanza el proyecto aunque reconoció que “no todo será fácil realizar porque no todo depende del presidente, sino también otras realidades, de otros poderes como lo es el poder judicial”.

Cultura de respeto por la vida

Por otra parte, en relación a la cultura del respeto por la vida y en defensa de la familia, los obispos exhortaron a los laicos “a conservar y fortalecer su lugar en este escenario que les es propio”. y tras la lectura del comunicado, se afirmó que no es posible "construir la paz favoreciendo la violencia en el vientre materno o atentando contra la vida de enfermos, ancianos”. A los jóvenes invitaron a “ser protagonistas de la misión eclesial de transformación del mundo con sus dones de visión profética, creatividad y fortaleza”.

Bajo el amparo de María de Guadalupe

“Creemos que la Iglesia en México – concluyeron diciendo en el mensaje los obispos- necesita sentarse a los pies de la Virgen Madre para alentar la esperanza de ser un solo pueblo. La restauración de nuestra responsabilidad necesita de su corazón materno. Ella puede ayudarnos a sentirnos pueblo e identificarnos con el pueblo. Ella nos invita a contemplar, creer, vivir y anunciar el misterio de la Redención realizado por Jesús.”

El Mensaje al Pueblo de Dios de los Obispos de México está fechado 15 de noviembre de 2018.

16 noviembre 2018, 14:12