Cerca

Vatican News
Nuncio Apostólico en Nicaragua Mons. Waldemar Stanisław Sommertag Nuncio Apostólico en Nicaragua Mons. Waldemar Stanisław Sommertag 

Nuncio en Nicaragua: Sólo con el diálogo se alcanza la reconciliación

El nuncio Waldemar Sommertag visitó la tumba del cardenal Miguel Obando en ocasión de las fiestas patrias. Ante la tumba del Cardenal rezó y encomendó a Nicaragua al cuidado de la Divina Provincia bajo la protección de la Virgen María

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

Al salir de la Universidad Católica donde se encuentra la tumba del cardenal Obando y Bravo, el representante del Papa dijo que si los nicaragüenses se unen “en un diálogo, sincero y abierto”, será más viable y cercano “un compromiso nacional por el bien de la nación”. El nuncio apostólico, monseñor Waldemar Sommertag, dijo que “urge una solución democrática entre los nicaragüenses, que garantice y respete los derechos de cada uno”.

El informativo local, el Nuevo Diario logró conversar con el Nuncio cuando este salía de una visita a la tumba del cardenal Miguel Obando y Bravo. Para lograr esa solución democrática en Nicaragua, “se necesita los esfuerzos de todos, comenzando por los gobernantes, todas las instituciones del Estado, que son instituciones del pueblo nicaragüense y que están al servicio de todos, los varios sectores que componen la sociedad y todos los demás ciudadanos”, expresó el representante del papa Francisco en este país.

El Papa asegura sus oraciones al pueblo nicaragüense

“En estos días el santo padre Francisco, con motivo de las Fiestas Patrias en Nicaragua, ha enviado un mensaje a todos los hijos e hijas de este amado país asegurando sus oraciones para que Jesucristo, príncipe de la paz, conceda a todos los nicaragüenses dones de una fraterna reconciliación y una pacífica y solidaria convivencia”, dijo el nuncio Sommertag.

El diplomático vaticano dijo además que las fiestas patrias son una oportunidad para una profunda, consciente y responsable reflexión sobre la situación actual del país a nivel social, política y económica. También esta reflexión debe servir para tomar en cuenta las responsabilidades propias de cada uno. “Espero mucho y confío que en ocasión de las fiestas patrias, la generosidad patriótica de todos lleve a gestos de paz y reconciliación”, dijo el nuncio.

“No tenemos que cansarnos en la búsqueda sincera del diálogo que ayudará a abrir las puertas de las conciencias y de los corazones, no solamente para comprender sino también para actuar concretamente por el bien de todos”. “Se habla mucho de la normalización de la situación del país. Pero esta normalización, como cualquier cosa en la vida, necesita su propia comprobación, o sea, tiene que ser comprobada con el esfuerzo de todos”, enfatizó Sommertag.

 

01 octubre 2018, 14:43