Versión Beta

Cerca

Vatican News

Novena de oración en Corea por los frutos de la Cumbre en Singapur

La Iglesia coreana reza por la Paz en la península y por los frutos de la histórica cumbre entre los líderes de Corea del Norte y Estados Unidos, reunidos en Singapur.

Ciudad del Vaticano

Los líderes de Estados Unidos y Corea del Norte, Donald Trump y Kim Jong-un, han protagonizado un histórico encuentro en el hotel Capella de la isla de Sentosa en Singapur, lugar en el que se reunieron durante más de tres horas para dialogar y anunciar la firma de una posible declaración conjunta que conduzca a ambos países por la vía de la Paz; avanzando hacia la "completa desnuclearización norcoreana".

Corea reza por la Paz entre Norte y Sur

 

En este contexto, y según informa la agencia de noticias Sir, los obispos católicos de Corea lanzan una novena de oración del 17 al 25 de junio, ofreciendo una intención de oración distinta cada día:

 

Por la sanación de la separación del pueblo coreano, por las familias separadas a causa de la guerra, por los hermanos y hermanas que viven en el norte de la península, por los refugiados de norcorea que ahora viven en el Sur; por la evangelización del Norte, así como por la promoción de intercambios y relaciones entre ambas partes; y la construcción de una verdadera reconciliación pacífica entre todos.

El futuro de la península coreana

 

Por otro lado, el 21 de junio, de 2 a 5 de la tarde hora local, se llevará a cabo en el seminario mayor de la Archidiócesis de Daegu, una conferencia sobre "El futuro de la península coreana a través de intercambios entre el Sur y el Norte", en la cual participarán los obispos de Uijeongbu y de Daegu, con la intervención de algunos expertos en esta temática política y social.

El Papa ora por los frutos de la cumbre en Singapur

 

Asimismo, el Papa Francisco sigue de cerca la evolución de los diálogos por la Paz manifestados en esta cumbre de Singapur. Y así lo expresó, el domingo 10 de junio, a la hora del rezo del Ángelus en la plaza de San Pedro.

Tras dirigir un saludo «al amado pueblo coreano», el Santo Padre  invitó a todos a rezar para que la Cumbre de los presidentes de EEUU y Corea del Norte el martes 12 de junio en Singapur, "tenga el éxito que todos esperan" y que este encuentro "contribuya a establecer un camino positivo que asegure un futuro de paz a la península coreana y al mundo entero".

El Pontífice concluyó rezando un Ave María a la Virgen, Reina de Corea, "para que acompañe estos coloquios”.

Cumbre histórica en Singapur

 

12 junio 2018, 10:29