Versión Beta

Cerca

VaticanNews
Papa Francisco, viaje apsotolico, misa Myanmar Misa del Papa en Myanmar.  (AFP or licensors)

El encuentro dominical con el Señor nos da la fuerza de vivir, expresó el Papa en Catequesis

La Comunión eucarística con Jesús, Resucitado y Vivo en eterno, anticipa el domingo sin ocaso, cuando no existirá más fatiga ni dolor ni luto ni lágrimas, sino sólo la alegría de vivir plenamente y por siempre con el Señor.
Reflexiones en Frontera, jesuita Guillermo Ortiz

El cansancio de lo cotidiano, con sus preocupaciones y también el temor del mañana, sin Cristo nos condena, dijo Francisco en italiano en la Catequesis del 13 de diciembre, por eso –afirmó-, los cristianos vamos a encontrar al Señor el domingo, en la celebración eucarística.

“El encuentro dominical con el Señor nos da la fuerza de vivir el hoy con confianza y valentía, y para ir adelante con esperanza”. Así Francisco adelantó que por esto "la Comunión eucarística con Jesús, Resucitado y Vivo en eterno, anticipa el domingo sin ocaso, cuando no existirá más fatiga ni dolor ni luto ni lágrimas, sino sólo la alegría de vivir plenamente y por siempre con el Señor”. 

“ No vamos a Misa para dar algo a Dios, sino para recibir de Él lo que de verdad tenemos necesidad ”

Pero, “¿Qué podemos responder a quien dice que no sirve ir a Misa, ni siquiera el domingo, porque lo importante es vivir bien, amar al prójimo?”, se preguntó el Papa y agregó: “Es verdad que la calidad de la vida cristiana se mide por la capacidad de amar, como nos ha dicho Jesús… (Jn 13,35); “pero, ¿Cómo podemos practicar el Evangelio sin tomar la energía necesaria para hacerlo, un domingo detrás del otro, de la fuente inagotable de la Eucaristía? No vamos a Misa para dar algo a Dios, sino para recibir de Él lo que de verdad tenemos necesidad”.

15 diciembre 2017, 17:10