Versión Beta

Cerca

VaticanNews
El Cardenal Carlos Aguiar Retes y el Santo Padre Francisco en una foto de archivo El Cardenal Carlos Aguiar Retes y el Santo Padre Francisco en una foto de archivo 

El card. Aguiar Retes propone un diálogo propositivo y participativo

En su primer mensaje tras el anuncio de su nombramiento como Arzobispo Primado de México, el cardenal Aguiar Retes exhorta a una renovación eclesial

Griselda Mutual - Radio Vaticano

El neo electo Arzobispo primado de MéxicoS.E. el cardenal Carlos Aguiar Retes, emitió un mensaje desde la diócesis de Tlalnepantla de Corpus Christi este 11 de diciembre dirigido a la Iglesia que peregrina en la Arquidiócesis de México, en el que, tras saludar y compartir con alegría con la feligresía y el clero, su reciente elección, expresa su disposición a servir a dicha Iglesia particular por decisión del Sumo Pontífice, y manifiesta el ejercicio de su ministerio en la conciencia del cambio de época y de sus consecuencias:

“Desde que Dios me llamó al ministerio episcopal como Obispo de Texcoco, luego como Arzobispo de Tlalnepantla, y ahora como Arzobispo Primado de México, lo ejerzo consciente del Cambio de Época y de sus consecuencias. Así he asumido lleno de esperanza los grandes desafíos que esto implica a la Iglesia, especialmente en la manera  de cumplir su misión en el Mundo de hoy”, escribe.

El purpurado también reitera - en el contexto de un cambio de época en que se vive un disenso y una confrontación de valores que “cambia radicalmente la conducta social y la pone en constante crisis” - la necesidad de la Nueva Evangelización, y señala lo indispensable de una renovación eclesial para pasar “de una feligresía que busca los servicios de sus pastores, a una Comunidad de Discípulos Misioneros”.

Después de destacar la importancia de formar a los cristianos en el discernimiento personal y eclesial “para descubrir la voluntad de Dios a la luz de su Palabra y en la interpretación de los acontecimientos”, evoca la necesidad de una Iglesia misionera que salga al encuentro de todos en los distintos ámbitos de la sociedad, y anima a cultivar una actitud abierta al diálogo participativo y propositivo, que mire al bien de la sociedad.

En las últimas líneas del primer mensaje tras su nombramiento, el cardenal Carlos Aguiar Retes recuerda que la Iglesia necesita de todos los bautizados para renovarla y hacerla capaz de transmitir la fe a las nuevas generaciones y se encomienda a nuestra Madre Santísima de Guadalupe: “que ella nos ayude a discernir la voluntad de Dios para la Iglesia Arquidiocesana de México, y seamos una Iglesia Sinodal en donde Pastores y Pueblo de Dios seamos uno – como lo expresa mi lema episcopal- “Que todos sean uno”, concluye. 

Informe
12 diciembre 2017, 19:01