Buscar

Palabra del día

banner parola.jpg
Fecha15/04/2021

Lectura del Día

Del Libro de los Hechos de los Apóstoles 5, 27-33

En aquellos días, los guardias condujeron a los apóstoles ante el sanedrín, y el sumo sacerdote los reprendió, diciéndoles: “Les hemos prohibido enseñar en nombre de ese Jesús; sin embargo, ustedes han llenado a Jerusalén con sus enseñanzas y quieren hacernos responsables de la sangre de ese hombre”.

Pedro y los otros apóstoles replicaron: “Primero hay que obedecer a Dios y luego a los hombres. El Dios de nuestros padres resucitó a Jesús, a quien ustedes dieron muerte colgándolo de la cruz. La mano de Dios lo exaltó y lo ha hecho jefe y Salvador, para dar a Israel la gracia de la conversión y el perdón de los pecados. Nosotros somos testigos de todo esto y también lo es el Espíritu Santo, que Dios ha dado a los que lo obedecen”.

Esta respuesta los exasperó y decidieron matarlos.

Evangelio del Día

Evangelio según Juan  3, 31-36

“El que viene de lo alto está por encima de todos; pero el que viene de la tierra pertenece a la tierra y habla de las cosas de la tierra. El que viene del cielo está por encima de todos. Da testimonio de lo que ha visto y oído, pero nadie acepta su testimonio. El que acepta su testimonio certifica que Dios es veraz. Aquel a quien Dios envió habla las palabras de Dios, porque Dios le ha concedido sin medida su Espíritu.

El Padre ama a su Hijo y todo lo ha puesto en sus manos. El que cree en el Hijo tiene vida eterna. Pero el que es rebelde al Hijo no verá la vida, porque la cólera divina perdura en contra de él’’.

Palabras del Santo Padre

Un cristiano sin memoria no es un verdadero cristiano: es un hombre o una mujer prisionero de la situación, del momento, y no tiene historia. Ha vivido algunos eventos, pero no sabe cómo hacer tesoro de su historia. Es precisamente el Espíritu quien le enseña a valorar la historia. La memoria que surge del corazón es una gracia del Espíritu Santo. [...]  Memoria de nuestras miserias, de nuestros pecados y de nuestras esclavitudes, pero también memoria del momento en que tuvimos la gracia de encontrarnos con Jesús; memoria de todo lo que Jesús nos dijo. Y cuando nos asalte la vanidad y pensemos que merecemos 'el premio Nobel de la santidad', también nos hará  mucho bien recordar su misericordia: ‘Recuerda de dónde te saqué: de detrás del rebaño'. Estabas muy muy lejos: detrás del rebaño'. (Homilía de Santa Marta - 13 de mayo de 2013)