Cerca

Vatican News
Bogotá acolhe assembleia dos Missionários da Consolata Bogotá acolhe assembleia dos Missionários da Consolata  (ANSA)

Missionários da Consolata na América: frutos concretos na evangelização

Conosco, o Padre Aquileo Fiorentini, Superior do Instituto no Brasil, segundo o quel, "é preciso oferecer um serviço qualificado, qualificando o trabalho".

Cidade do Vaticano

Na conclusão da assembleia pós-Capitular do Instituto Missões Consolata  para a América, foi divulgada a mensagem final. O encontro se realizou em Bogotá entre os dias 5 e 10 de março e reuniu 35 missionários representantes de nove países do continente americano: EUA, Canadá, México, Brasil, Argentina, Venezuela, Colômbia, Equador, Peru e integrantes da direção-Geral de Roma.

O objetivo principal da assembleia foi refletir e decidir ações com vista à revitalização e reestruturação do Instituto no espírito da continentalidade, à luz dos documentos do XIII Capítulo Geral, do projeto missionário continental com os serviços e opções missionárias no continente e as linhas guias da Direção Regional. Na assembleia foram também analisadas linhas comuns para as conferências regionais.

Padre Aquileo Fiorentini é Superior dos Missionários no Brasil, eleito em maio de 2016. Em declaração ao Vatican News, afirma que  encontro refletiu sobre “como oferecer um serviço qualificado, qualificando o trabalho, no espírito e no respeito da realidade que nos acolhe no Continente”.

Ouça e compartilhe

“ A partir desta leitura, buscar linhas operativas para a reorganização das circunscrições do Instituto no Continente e produzir frutos concretos para a evangelização ”

Confira a mensagem final da Assembleia, em espanhol: 

 

MENSAJE FINAL

Espíritu de Jesús, compañero en su vida y su misión,

que sigues dentro del corazón de sus discípulos misioneros

iluminando, animando, fortaleciendo, defendiendo y consolando

¡Ven, asístenos en el proceso de revitalización, Ven!

 

Sabiduría del Padre, revelada en el Hijo,

Pedagogo del existir creativo e innovador,

capaz de penetrar en la sala, aunque la puerta esté trancada,

¡Ven, ayúdanos en la reestructuración, Ven!

Acompañados por el Padre General y su Consejo, los 31 participantes de la Asamblea reunidos en Bogotá, del 5 al 10 de marzo 2018, hemos logrado asimilar juntos las Actas del XIII Capítulo General, el Proyecto Misionero Continental y las Líneas guía de la Dirección General, para así cumplir el objetivo de realizar nuestra programación continental y trazar algunas líneas operativas para el Continente y las Conferencias de las Circunscripciones.

Gracias al excelente clima de oración, a las ponencias y discusiones realizadas, conseguimos trabajar en profundidad sobre las siguientes opciones misioneras y servicios asumidos en el Continente:

1.     Discípulo Misionero (la persona y formación)

2.     Vida Fraterna en comunidad 

3.     Servicios (Animación Misionera Juvenil y Vocacional, Comunicación y Educación)

4.     Misión ad gentes (Mundo étnico Afrodesendiente, Indígena, Amazonía)

5.     Migrantes y refugiados, periferias urbanas, periferias existenciales.

6.     Economía para la misión.

7.     Valores transversales: justicia y paz, cuidado de la creación y diálogo interreligioso.

8.     Trabajo en común con las Misioneras de la Consolata y los Laicos Misioneros de la Consolata.

En búqueda de una nueva visión común y amplia nos propusimos como Asamblea algunos desafíos para revitalizar y reestructurar.

·        Pastoral vocacional: realizar un Bienio continental sobre la Animación Vocacional con la finalidad de sensibilizar, formar y animar a los misioneros sobre esta prioridad.

·        Formación: cuidar la pertenencia al Instituto e identidad carismática, de cada misionero en relación a la misión del Continente.

·        Presencias misioneras: seguir el mandato Capitular de revisar y evaluar las misiones para cerrar algunas y abrir otras más acordes con el carisma ad gentes y las opciones del continente.

·        Misión ad gentes: consolidar equipos misioneros en las opciones del Continente trabajando de forma articulada y en red.

·        Solidaridad continental: crear un Equipo Misionero Itinerante cada vez que se presenten situaciones de emergencia humanitaria en el Continente.

·        Comunicación: construir un Portal continental con contenidos comunes, reuniendo los sites de las circunscripciones.

·        Trabajo en comunión: crear equipos orgánicos de coordinación continental para los diversos servicios y opciones.

Como misioneros fieles al llamado y al envío, consolados por Dios como la Virgen madre de Nazaret, queremos partir revitalizados, con alegre prisa, en grupos, equipos y/o comunidades, tomados de la mano con la Iglesia y con tantas personas de buena voluntad. Como misioneros de una Iglesia en salida, queremos ir hacia les periferias urbanas y existenciales a ver las semillas del Verbo germinar. Deseamos mezclarnos con los migrantes y refugiados para acabar con la orfandad de los sin patria. Nos comprometemos a unir nuestra voz a los gritos de resistencia de los Indígenas, los Afrodescendientes y los Jóvenes para así ayudar a bajar los crucificados de las cruces impuestas por el mercado avaro, la exclusión y la injusticia.

Dentro de este movimiento de cambios y dinamismo misionero, queremos ser en el Continente América animadores alegres, agradecidos y anunciadores de la misión de Dios, testigos y promotores del discipulado misionero del Señor Jesús, con el estilo, el método y la espiritualidad carismática, recibida por mediación del Beato Fundador y Formador, José Allamano. Estamos convencidos que así atraeremos a otros a seguir nuestra noble vocación.

En la Asamblea nos solidarizamos con la situación dramática que se está viviendo en Venezuela y sentimos la necesidad de acompañar y apoyar al pueblo Venezolano a través de gestos concretos. Para esto se propuso formar en el Continente un equipo de misioneros para apoyar junto a las fuerzas eclesiales y humanitarias a los venezolanos que emigraron a Boa Vista (RR).

Como hijos del Allamano que trabajamos en el Continente América, sentimos la urgencia de una revitalización y reestructuración centrada en Jesucristo, fundada más en el ser que en el hacer y evidenciada en un estilo más discreto, humilde y propositivo. Si nos lo proponemos, así lo haremos, “concordes e iluminados”, con “espíritu de familia” y en “unidad de intenciones”, como lo hicieron las hermanas de la Consolata, beatas Irene y Leonella. ¡Somos de La Consolata, como ellas, consolados para consolar! Tras las huellas de nuestro Santo Oscar Romero y con el impulso del Espíritu invitamos a toda la Familia Consolata a surcar con pasos profeticos la misión en América.  ¡Coraggio in Domino!

Bogotá, 10 de marzo 2018

12 março 2018, 15:39