Vatican News

P. Yañez: “La escucha de los pueblos amazónicos, nuevo impulso para la Iglesia”

Tuvo lugar la mañana de este lunes, 17 de junio, en la Oficina de Prensa de la Santa Sede, la presentación del Instrumentum Laboris para la Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos para la Región Pan-Amazónica, que se celebrará en el Vaticano del 6 al 27 de octubre de 2019 y cuyo título es: “Amazonía, nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral”.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

“El Instrumentum Laboris es el documento de trabajo para el Sínodo. Por un lado recoge las respuestas que previamente el Sínodo ha enviado a las comunidades amazónicas, esas respuestas no son uniformes para todos; hemos tratado de recoger aquellos temas que han aparecido más en las comunidades y en base a estas respuestas hemos estructurado el documento de trabajo en tres grandes capítulos”, lo dijo el P. Humberto Miguel Yáñez, S.J., Profesor titular de Teología Moral en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, durante la presentación del Instrumentum Laboris para la Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos para la Región Pan-Amazónica, este lunes 17 de junio, en la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

El P. Miguel Yáñez centró su exposición del Instrumentum Laboris en el tema de la “ecología integral y de la conversión ecológica”, que requiere “una conversión integral de todo el ser humano, en sus redes de relaciones interpersonales y con la creación;  una conversión pastoral de la Iglesia, llamada a cuidar la Casa Común como parte de su misión evangelizadora, a enseñar a sus fieles después de aprender de los pueblos originarios. “De este modo – afirmó el profesor de teología – podrá cumplir su misión profética incluso ante los poderosos de este mundo, muchos de los cuales no están interesados en respetar la naturaleza y los pueblos que la habitan, especialmente los pobres, sino solo en extraer la mayor cantidad de riquezas posible, que generalmente terminan en manos de unos pocos”.

Card. Baldisseri: consulta con el pueblo de Dios en el Amazonas

En la rueda de prensa de presentación del Instrumentum Laboris para la Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos para la Región Pan-Amazónica, también intervino el Cardenal Lorenzo Baldisseri, Secretario General del Sínodo de los Obispos quien explicó los diferentes momentos de la fase preparatoria de la Asamblea, comenzada en enero del pasado año con el encuentro del REPAM (Red Eclesial Panamazónica) con la Secretaría General del Sínodo de los Obispos al que siguió la constitución del Consejo Pre-sinodal de la Secretaría. “Con la publicación del Documento preparatorio – precisó el Card. Baldisseri – se dio inicio a la gran consulta con el pueblo de Dios en el Amazonas sobre el tema del Sínodo. El cuestionario adjunto al Documento brindó la oportunidad de un rico debate dentro de las siete Conferencias Episcopales involucradas en la Amazonía, que luego enviaron sus respuestas a la Secretaría General... El material, proveniente de esta extensa consulta, fue objeto de un cuidadoso estudio y clasificación por parte de la Secretaría General del Sínodo de los Obispos que, con la ayuda de expertos calificados, procedió a la redacción de un borrador del Documento de trabajo”.

Instrumentum Laboris: una división tripartita

El Secretario General del Sínodo de los Obispos explicando la estructura del documento de trabajo dijo que fácilmente se pueden identificar tres partes que corresponden a tres temáticas generales. “El primer tema es el de la vida, ya que la Amazonía es fuente de vida, de una vida en abundancia, que se expresa en el deseo de los pueblos amazónicos del buen vivir, incluso si esa vida está a menudo amenazada y es necesario defenderla contra la explotación en sus variadas formas. El segundo tema – puntualizó el Card. Baldisseri – se refiere al territorio, fuente de vida y  revelación de Dios, donde todo está conectado, en el que coexisten realidades de extraordinaria belleza con tantas fuerzas que amenazan con destruir el territorio, aunque no falte una apertura alentadora a la esperanza. Finalmente el tercer tema – agregó el Purpurado – es el tiempo, entendido como kairos, tiempo de gracia, de inculturación e interculturalidad, tiempo de desafíos y urgencias, pero también tiempo de esperanza. El cuarto tema es el diálogo con los pueblos amazónicos, concebido en un sentido misionero”.

Procesos de inculturación e interculturalidad

Asimismo, el Card. Lorenzo Baldisseri señaló que, la Iglesia está involucrada en procesos de inculturación e interculturalidad, “una Iglesia que vive su fe a través de una liturgia inculturada, una iglesia que lleva a cabo su vida en la cosmovisión indígena,  sea dentro de las comunidades locales como en la apertura a la evangelización urbana, una iglesia abierta al diálogo interreligioso, una iglesia que pretende utilizar los medios de comunicación al servicio de la promoción humana integral y quiere asumir cada vez más un papel profético en la sociedad”. Por lo tanto – concluyó el Secretario General del Sínodo de los Obispos – la Asamblea Especial para la Región Panamazónica promete ser una reflexión pastoral abierta al reconocimiento de la diversidad, a la escucha de la realidad amazónica con todas sus facetas culturales y eclesiales. La imagen de una Iglesia con rostro amazónico, valiente en su proclamación profética del Evangelio en defensa de la Creación y de los pueblos indígenas, es el horizonte hacia el cual caminamos bajo la guía del Papa Francisco para compartir una experiencia de comunión fraterna, de  colegialidad y de sinodalidad.

Mons. Fabene: encarnar el Evangelio en la pluralidad de culturas

También estuvo presente Mons.Fabio Fabene, Subsecretario del Sínodo de los Obispos quien dedicó su intervención a los nuevos caminos eclesiales de los que habla la tercera parte del Instrumentum Laboris. “Caminos que, sin olvidar el gran trabajo de la primera evangelización y el trabajo pastoral realizado hasta el momento – recordó Mons. Fabene – deben recorrerse para construir una Iglesia con rostro amazónico y misionero. Una Iglesia que es expresión de la pluralidad de pueblos, culturas y ecosistemas que se encuentran en ese territorio. Es precisamente la riqueza humana y ambiental de la Amazonía, donde viven pueblos indígenas, ribeirinhos, afrodescendientes y migrantes  que piden resaltar la singularidad de esa región en la unidad de la Iglesia. Por ello, los nuevos caminos se implementan a través de un proceso de inculturación, es decir, de encarnación del Evangelio en la pluralidad de las culturas humanas, promoviendo un diálogo entre ellas con vistas al enriquecimiento mutuo. De esta manera la inculturación se abre a la interculturalidad”.

Visita nuestra playlist

17 junio 2019, 14:50