Vatican News
 Icono Santísima Virgen de los Dolores  Papa Francisco Siria Icono de la Santísima Virgen de los Dolores, bendecida hoy por el Papa 

Francisco bendice el icono de la Virgen de los Dolores, consoladora de los sirios

Un nuevo gesto del Papa en apoyo a la campaña de oración "Consuela a mi pueblo", promovida por la Ayuda a la Iglesia Necesitada junto con las Iglesias católica y ortodoxa de Siria, en favor de los cristianos sirios cuyos familiares fueron secuestrados o asesinados en los ocho años de conflicto.

El Papa Francisco se reunió esta mañana en la Casa Santa Marta, con una delegación de "Ayuda a la Iglesia Necesitada" encabezada por el Cardenal Mauro Piacenza, presidente internacional de la Fundación. El Pontífice bendijo un icono creado por un artista ortodoxo griego con ocasión de la campaña de oración "Consuela a mi pueblo".  El pasado 15 de agosto el Pontífice ya había demostrado su apoyo a la iniciativa invitando excepcionalmente al director ejecutivo internacional de ACN, Thomas Heine-Geldern, a asomarse desde el balcón de su estudio al final del Ángelus, para la bendición de los rosarios.

Un pueblo en oración

Estos rosarios, realizados por artesanos cristianos de Belén y Damasco, se distribuyen hoy en la fiesta de los Siete Dolores de la Santísima Virgen María, en las parroquias de las 34 diócesis sirias, tanto católicas como ortodoxas. Los fieles rezan por las personas asesinadas y secuestradas y por sus familias. Alrededor de 2000 familias cristianas perdieron a uno de sus seres queridos durante el conflicto. Además de los rosarios, se distribuyen Biblias en árabe donadas por la ACN y cruces en madera de olivo de Tierra Santa, bendecidas por el Patriarca Sirio Ortodoxo Efrem III. El Papa Francisco se ha unido repetidamente a las iniciativas de la Ayuda a la Iglesia Necesitada en beneficio de la población siria. También el domingo 2 de diciembre, después del Ángelus, el Pontífice encendió un cirio en el marco de la campaña de oración de la Fundación "Velas por la Paz en Siria". Después de la reunión de hoy, el Cardenal Mauro Piacenza destaca cómo el mundo necesita tanta compasión y la fiesta de Nuestra Señora de los Dolores da una lección de verdadera y profunda compasión, de ternura materna.

15 septiembre 2019, 14:21