Vatican News
Trata de personas. Trata de personas.   (©yupachingping - stock.adobe.com)

Reino Unido: Cardenal Nichols apoya campaña contra víctimas de la trata

La organización britanica “Crimestoppers” lanza la campaña #SlaveryonYourDoorstep (Esclavos a tus puertas) para combatir la trata de personas. El cardenal Vincent Nichols, presidente del Grupo Santa Marta asegura que la pandemia "ha afectado a personas vulnerables de manera desproporcionada".

Alina Tufani – Ciudad del Vaticano

“La esclavitud moderna: cómo puedes marcar la diferencia” es el lema de la Campaña #SlaveryonYourDoorstep  (Esclavos a tus puertas) lanzada por la organización “Crimestoppers”, dedicada al combate de toda forma de crimen a través de la información obtenida de forma anónima por parte del público.

Esta vez, la institución dedica sus esfuerzos a prevenir la trata de personas, que con el levantamiento del confinamiento y las restricciones por el Covid-19, no tardará en retomar sus operaciones y por ende, generar el aumento del número de personas explotadas, atrapadas y engañadas en la esclavitud moderna.

Ante este panorama, el cardenal Vincent Nichols, presidente del Grupo Santa Marta, instituido personalmente  por el Papa Francisco, en 2014, para combatir la plaga de la trata de personas y las nuevas formas de esclavitud, ha sumado su voz a la campaña #SlaveryonYourDoorstep que busca obtener información anónima de la ciudadanía para ayudar a las posibles víctimas de este delito poco denunciado. "La pandemia ha afectado a personas vulnerables de manera desproporcionada y esto ha llevado a que sean más las víctimas potenciales del tráfico y la explotación de personas”- dijo el purpurado británico al anunciar su adhesión a la campaña. 

En 2019 se registraron más de 10.000 víctimas de trata en Reino Unido

Un nota de la Conferencia episcopal de Inglaterra y Gales explica que el año pasado, el número de víctimas en el Reino Unido - hombres, mujeres y niños -  alcanzó un récord, con más de 10 mil víctimas de trata, esclavitud y trabajo forzado identificadas. Sin embargo, según una encuesta de 2018 realizada por la Fundación Walk Free,  esas cifras son solo la punta del iceberg, ya que puede haber hasta 136 mil víctimas de la moderna  esclavitud en el país.

“Todos podemos ayudar a poner fin a la esclavitud moderna al saber qué buscar” –explica el comunicado del episcopado que ofrece una serie de consejos y señales con las que los ciudadanos pueden identificar a una víctima de la trata. A menudo, la persona se ve obligada a trabajar y es controlada por un "empleador", que ejerce su poder a través del abuso mental o físico o la amenaza de abuso, tanto para ellos como para sus familias.

La nota advierte además que  en muchos casos las víctimas son tan vulnerables que pueden no saber realmente que están siendo explotadas. "Ser víctimas de esclavitud puede ocurrir a hombres, mujeres o niños de cualquier edad, y se cree que no se reporta de manera significativa, a pesar de que a menudo ocurre a simple vista en lugares públicos", afirma.

Esclavitud moderna y sus formas de identificarla 

La organización británica recuerda que la moderna esclavitud adopta una serie de formas, incluida la explotación sexual, el trabajo forzado, la servidumbre doméstica y la inducción a la criminalidad, e implica un abuso psicológico, físico y emocional. Este crimen también se da en sectores como  la agricultura, la construcción, la hostelería y turismo, la limpieza a nivel de hogares o empresas, entre otros.

#SlaveryonYourDoorstep (Esclavos a tus puertas)

La campaña #SlaveryonYourDoorstep se basa en la denuncia de personas de buena voluntad a las cuales se les garantiza el anonimato. Para ello ofrece una serie de indicaciones que sirven para identificar a personas víctimas de la esclavitud moderna: muestran signos de lesiones, abuso y desnutrición; se ven descuidados, a menudo llevan la misma ropa y tienen poca higiene; dan la impresión de estar bajo el control e influencia de otros; viven en alojamientos estrechos, sucios y superpoblados; no tienen acceso ni control de su pasaporte o documentos de identidad; parecen asustados y desconfiados, evitan el contacto visual y permiten que otros hablen por ellos; salen muy temprano y / o regresan a altas horas de la noche de manera regular;  tienen ropa inapropiada para el trabajo que se supone realizan y pueden estar aislados de la comunidad local o de su familia.

La organización “Crimestoppers” reconoce que para muchas personas puede resultar incómodo levantar sospechas contra personas desconocidas, cuando no se está seguro de haber identificado a una víctima. Sin embargo, es justamente la naturaleza oculta del crimen la que hace que sea más difícil de detectar. De allí que ante el presentimiento de que algo simplemente no está bien, la información aportada anónimamente podría ayudar dilucidar verdadera condición de la persona y, de ser necesario liberar a las víctimas y garantizar que reciban el apoyo que necesitan desesperadamente. Se puede obtener más información sobre la  campaña #SlaveryonYourDoorstep visitando el sitio web de "Crimestoppers" 

10 julio 2020, 16:18