Vatican News
2020.09.22 Eutanasia 2020.09.22 Eutanasia 

Obispos piden al gobierno que no retire el soporte vital a un polaco en coma

Los obispos del Reino Unido escriben al Secretario de Sanidad expresando su preocupación por la retirada de la hidratación y nutrición artificial que mantiene con vida a "R.S.", un ciudadano polaco ingresado en un hospital de Plymouth.

Lisa Zengarini-Ciudad del Vaticano

Dar comida y agua es un cuidado básico, y no un tratamiento médico han reiterado los obispos del Reino Unido, expresando su preocupación por la reciente retirada de la nutrición e hidratación artificial a un ciudadano polaco en coma en un hospital de Plymouth. El hombre, al que se hace referencia públicamente sólo como R.S., sufrió un ataque al corazón el pasado mes de noviembre y en diciembre el Tribunal de Protección dio permiso a la Fundación del Servicio Nacional de Salud de los Hospitales Universitarios de Plymouth para retirar la hidratación y la nutrición artificial. Sin embargo, la retirada de las sondas de alimentación se retrasó mientras la familia solicitaba un recurso contra la decisión.  Según la familia, R.S. es un católico practicante y no habría estado de acuerdo con la suspensión de su hidratación y nutrición. El 13 de enero, el Tribunal de Apelación británico rechazó el recurso. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos también ha rechazado una solicitud del gobierno polaco para repatriar al paciente. Posteriormente se le han retirado las sondas de alimentación.

Carta al Secretario de Sanidad

A raíz de una petición del arzobispo Stanisław Gądecki, presidente de la Conferencia Episcopal de Polonia (KEP), el obispo John Sherrington, encargado de las cuestiones relativas a la vida en la Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales (CBCEW), y el obispo Mark O'Toole, de Plymouth, han escrito una carta sobre el caso al secretario de Sanidad, Matt Hancock.

En la carta expresan su oposición a la definición de la hidratación y nutrición artificial como tratamiento médico. "Proporcionar comida y agua a los pacientes muy enfermos, incluso por medios asistidos, es un nivel básico de atención", dicen subrayando que "esta atención debe darse siempre que sea posible, a menos que esté médicamente indicada por ser excesivamente gravosa o por no lograr su propósito".

Los dos prelados señalan también que el Sr. R.S. "no había rechazado la comida y los líquidos ni había expresado ninguna opinión sobre el hecho de no querer comida y líquidos en estas circunstancias y que no había pruebas de que considerara la nutrición e hidratación asistida como un tratamiento médico". Por lo tanto, la carta transmite el ofrecimiento de las autoridades polacas de ayudar al traslado del Sr. R.S. a Polonia para su futuro cuidado.

22 enero 2021, 14:34