Vatican News
TOPSHOT-COLOMBIA-HEALTH-VIRUS-TOURISM-SALT-CATHEDRAL TOPSHOT-COLOMBIA-HEALTH-VIRUS-TOURISM-SALT-CATHEDRAL  (AFP or licensors)

Colombia: Reapertura de las iglesias bajo protocolo de bioseguridad

La reapertura de los templos católicos y los servicios religiosos está autorizada en todos los municipios del país, independientemente del nivel de contagio de Covid-19 de cada región o zona. Las medidas de bioseguridad limitan a 50 personas el aforo máximo y pueden participar los menores de edad y mayores de 70 años

Alina Tufani – Vatican News

La presidencia de la Conferencia Episcopal de Colombia publicó las orientaciones generales para el cumplimiento del protocolo de bioseguridad establecido por el Ministerio de Salud y Protección Social para mitigar, controlar y realizar el adecuado manejo del riesgo de la pandemia de Covid–19. La nota llega con el anuncio del Decreto Legislativo 1168, expedido por el gobierno el pasado 25 de agosto, que autoriza la reapertura de templos y servicios religiosos, desde hoy, 1 de septiembre de 2020, a nivel nacional.  De hecho, el decreto prevé la reapertura y reinicio de los servicios religiosos en todos los municipios del país, “sea que no estén afectados por el virus, sean de baja, moderada o de alta afectación del Covid-19”.

Distanciamiento físico de 2 metros entre los feligreses

Cada párroco debe asegurarse que su parroquia cumpla el protocolo y en todos los casos, para la celebración de la Santa Misa y cualquier otro servicio religioso se deben evitar las aglomeraciones, es decir, se debe mantener el distanciamiento físico de 2 metros entre los feligreses y garantizar que no se supere el número de 50 personas en la celebración. Si el templo es pequeño, ingresarán sólo las personas que puedan mantener la distancia de 2 metros de aislamiento. Entre otras medidas, se confirma el ingreso al templo de menores de edad y de personas mayores de 70 años.

El comunicado del episcopado indica que las líneas de bioseguridad preparadas por la Conferencia Episcopal de Colombia ayudarán a cumplir con el estricto protocolo de bioseguridad y adjunta otros materiales útiles, a nivel espiritual y pastoral, para el regreso de los fieles a las celebraciones en los templos. Sin embargo, la nota advierte que si un alcalde de un municipio de alta afectación del Covid-19 considera que debe restringirse la actividad en los templos, luego de pasar por los canales previstos, podrá hacerlo. De allí, la invitación, en particular, a los sacerdotes para realizar campañas de difusión de modo que los feligreses conozcan el protocolo de bioseguridad y lo cumplan responsablemente.

Importancia de la celebración comunitaria de la fe

En días pasados, los obispos de las diócesis urbanas de Bogotá, el obispo castrense y el exarca Maronita, habían dirigido un enérgico llamamiento al Gobierno Nacional, al Gobierno Distrital y a la opinión pública, en el que “como voceros del común sentir del pueblo católico”, proponían, precisamente la fecha del 1 de septiembre de 2020 como la más idónea para la reapertura de los templos, siempre en respeto riguroso de los protocolos de bioseguridad. La propuesta, entre otros puntos, destacaba “la importancia de la celebración comunitaria de la fe para la salud integral – física, psíquica y espiritual –”, así como “el llamado a la responsabilidad personal, al autocuidado y al cuidado mutuo”.

Alegría y esperanza de los obispos y de la comunidad eclesial

La respuesta positiva del nuevo decreto ha sido recibida con alegría y esperanza por los obispos y la comunidad eclesial, que como toda la población colombiana sigue enfrentando el embate del Covid-19. Desde el comienzo de la pandemia el balance de la infección de Covid-19 es de unos 608 mil casos y casi 19.400 decesos, superando las cifras de México y colocándose como el tercer país con el mayor número de casos en América Latina después de Brasil y Perú.

01 septiembre 2020, 16:49