Vatican News
La última cena. La última cena.  

"Quiero celebrar la Pascua en tu casa" #PascuaEnCasa

Como el Papa Francisco expresó en su mensaje de video para la Semana Santa, los cristianos celebran la Pascua este año de "una manera verdaderamente inusual". ¿Cómo podemos responder a la declaración de Jesús: "Quiero celebrar la Pascua en tu casa"?

Hna. Bernadette Mary Reis, fsp

En su mensaje de video antes de la Semana Santa, el Papa Francisco dijo que las medidas de distanciamiento social puestas en marcha para frenar la propagación del Covid-19 significan que a través de nosotros, el “en el silencio de nuestras ciudades, resonará el Evangelio de Pascua”.

¿Cómo podemos celebrar las liturgias del Triduo Pascual del Jueves Santo, Viernes Santo, Sábado Santo y Domingo de Pascua?

Aceptando la invitación de Jesús que escuchamos en la proclamación de la Pasión el Domingo de Ramos: “Quiero celebrar la Pascua en tu casa” (Mateo 26,18).

Preparando nuestra casa

¡Así que preparemos nuestras casas para recibir a Jesús! Esto exige creatividad. La “creatividad del amor”, como la llama el Papa Francisco.

Con este artículo, nos gustaría proporcionar algunos antecedentes de cada una de las liturgias del Triduo Pascual, así como ideas para preparar el lugar donde nuestras familias participarán en las liturgias a través de la televisión, la radio o las redes sociales.

Como parte de esta iniciativa, los invitamos a compartir sus ideas y fotos de los espacios sagrados creados en sus hogares. Pueden hacerlo en las plataformas de redes sociales de Vatican News y usando #PascuaEnCasa.

¿Qué es una liturgia?

Cada liturgia en la que participamos despliega un misterio específico. Es un memorial de la intervención de Dios en la historia humana en un tiempo y lugar específicos. Cuando participamos en una liturgia participamos en el memorial de uno de estos eventos. El Catecismo de la Iglesia Católica explica esto:

        “En el sentido empleado por la Sagrada Escritura, el memorial no es solamente el recuerdo de los acontecimientos del pasado, sino la proclamación de las maravillas que Dios ha realizado en favor de los hombres (cf Ex 13,3). En la celebración litúrgica, estos acontecimientos se hacen, en cierta forma, presentes y actuales. De esta manera Israel entiende su liberación de Egipto: cada vez que es celebrada la Pascua, los acontecimientos del Éxodo se hacen presentes a la memoria de los creyentes a fin de que conformen su vida a estos acontecimientos.

El memorial recibe un sentido nuevo en el Nuevo Testamento. Cuando la Iglesia celebra la Eucaristía, hace memoria de la Pascua de Cristo y ésta se hace presente: el sacrificio que Cristo ofreció de una vez para siempre en la cruz, permanece siempre actual (cf Hb 7,25-27): «Cuantas veces se renueva en el altar el sacrificio de la cruz, en el que “Cristo, nuestra Pascua, fue inmolado” (1Co 5, 7), se realiza la obra de nuestra redención»” (Catecismo 1363-1364)

Por lo tanto, en el caso del Santo Sacrificio de la Misa, y las liturgias que conforman el Triduo Pascual, los eventos que ocurrieron hace dos mil años se hacen presentes para nosotros litúrgicamente. Además, la liturgia permite que las “obras poderosas” de Dios se extiendan a lo largo del tiempo, y permite que los efectos de estas obras nos toquen.

Triduo Pascual

Con la celebración de la Misa de la Cena del Señor en la tarde del Jueves Santo, entramos en una liturgia que cubre tres días. Incluye la celebración de la Pasión del Señor y la Vigilia Pascual también. La Misa de la Cena del Señor no concluye con la bendición de los fieles. En cambio, continúa con la celebración de la Pasión del Señor el Viernes Santo. Esa liturgia no comienza con la Señal de la Cruz, ni existe el acostumbrado rito penitencial o la Liturgia de la Eucaristía. El Triduo alcanza su punto culminante en la Vigilia Pascual, y termina con las Vísperas u oracón de la tarde del Domingo de Pascua.

Jueves Santo

Las “obras poderosas” específicas que recordamos durante la misa del Jueves Santo de la Cena del Señor son:

  • La Última Cena del Señor con sus discípulos
  • La institución de la Sagrada Eucaristía
  • La institución del sacerdocio ministerial
  • La institución del mandamiento del amor, ritualizado con el lavado de pies. Este último ritual no se realizará este año debido a la pandemia de coronavirus.

Ideas para preparar un espacio sagrado en casa:

  • Objetos benditos
  • Una mesa preparada como si los invitados vinieran
  • Un lugar vacío reservado para recordarnos la presencia de Jesús
  • Artículos para ayudarnos a imaginar lo que pasó durante la Última Cena
  • Imágenes sagradas que nos ayudarán a recordar a Jesús

Viernes Santo

Las "obras poderosas" específicas que recordamos durante la liturgia del Viernes Santo son:

  • La muerte del Señor en la cruz
  • Nuestra redención del pecado
  • El regalo de María como nuestra Madre

Esta liturgia comienza con la postración del celebrante en el suelo, la proclamación de la Pasión del Señor, una serie de oraciones prolongadas llamadas "Intercesiones solemnes", la veneración de la cruz y un servicio de comunión, en el que se distribuyen en la Santa Comunión hostias ya consagradas.

Ideas para preparar un espacio sagrado en casa

  • Objetos bendecidos, especialmente un crucifijo o una imagen de Nuestra Señora
  • Un escenario que nos ayude a pensar en el Calvario, quizás con 3 cruces
  • Algo que parece una tumba

Sábado Santo

Las "obras poderosas" específicas que recordamos durante el Sábado Santo son:

  • El descenso de Jesús a la "morada de los muertos", la liberación de las "almas santas que esperaban a su Salvador en el seno de Abraham" (Catecismo de la Iglesia Católica, 633).
  • Dios, en la persona de Jesús, descansa una vez más en el séptimo día.
  • Ideas para preparar un espacio sagrado en casa
  • Objectos propicios de una escena de jardín
  • Una tumba que está sellada
  • Silencio

Vigilia Pascual y Domingo de Pascua

Las "obras poderosas" específicas que recordamos durante la Vigilia de Pascua son:

  • La Resurrección de Jesús
  • El triunfo de Jesús sobre la muerte y todo el pecado y el mal
  • Jesus nos abre el cielo y nos da nueva vida
  • Somos reintegrados en la gracia de Dios como sus hijos
  • Nuestra propia futura resurrección de los muertos

La Vigilia Pascual comienza con el encendido del fuego y el cirio pascual (este año no se encenderá el fuego pascual), la proclamación de la Pascua (también conocida como el Exsultet), una prolongada Liturgia de la Palabra que recuerda la historia de la salvación, y la renovación de nuestras promesas bautismales. Después de esto, la liturgia procede como de costumbre.

Ideas para preparar un espacio sagrado en casa

  • La misma escena de la tumba usada el Sábado Santo, pero esta vez ya abierta.
  • Símbolos de ángeles y santos
  • Velas que nos han dado cuando recibimos los diferentes sacramentos (por ejemplo, la vela bautismal)

Una Pascua especial

Mientras celebramos los más sagrados misterios de nuestra fe, hagamos sitio en nuestros hogares y en nuestros corazones para dar la bienvenida al Señor Resucitado.

08 abril 2020, 16:21