Buscar

Vatican News
Fiesta de Divali Fiesta de Divali 

Mensaje por la fiesta de Divali: Esperanza de un futuro mejor

Como creyentes arraigados en nuestras respectivas tradiciones religiosas y como personas que comparten una visión de responsabilidad común hacia la humanidad, cristianos e hindúes deben esforzarse “por llegar a los que están desesperados, para llevar luz a sus vidas” con la “esperanza de un futuro mejor”. Así lo afirma el Mensaje del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso con motivo de la fiesta de Divali

Vatican News

El Cardenal Miguel Ángel Ayuso Guixot y Monseñor Indunil Kodithuwakku Janakaratne Kankanamalage, respectivamente Presidente y Secretario del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso se dirigen también este año a los queridos amigos hindúes, a fin de saludarlos cordialmente con motivo de la fiesta del Diwali, que se celebrará el próximo 4 de noviembre. En el mensaje, titulado “Cristianos e hindúes: Llevemos juntos la luz a la vida de las personas en tiempos de desesperación”, se lee:

“Que esta fiesta, incluso en medio de la ansiedad y la incertidumbre de la pandemia, con las crisis planetarias que son su consecuencia, traiga alivio a sus vidas, hogares y comunidades con la esperanza de un futuro mejor”

Luz de esperanza en tiempos tan difíciles

Asimismo, se manifiesta en este Mensaje que “más allá de las cicatrices, aún frescas en nuestras mentes, causadas por la primera y la segunda oleada de la pandemia, que arrancaron la vida y la vitalidad de las personas, en todos nosotros, de una manera u otra y a diversos niveles, existe un sentimiento de resignación, desesperación e impotencia ante la devastación del mundo, causada por diversos factores, que van desde el terrorismo hasta la degradación ecológica”.

 

De ahí que se recuerde que “la consecuencia no es sólo que la gente se asuste, sino que crezca el malestar y la desesperación”, a lo que se añade que es en este contexto “queremos compartir con ustedes algunas reflexiones sobre cómo nosotros, cristianos e hindúes, podemos llevar una luz de esperanza a la vida de las personas en tiempos tan difíciles”.

“Si en medio de los oscuros nubarrones de la actual pandemia, que ha causado sufrimientos y traumas indecibles a las personas, ha habido signos luminosos de solidaridad y fraternidad, tenemos la oportunidad de demostrar que podemos estar ‘juntos’ para superar todas las crisis con decisión y amor, incluso las aparentemente insolubles”

Llevar la luz a la vida con solidaridad interconfesional

En efecto, en el mensaje se recuerda que “la fuerza de la solidaridad mostrada para aliviar el sufrimiento y ayudar a los necesitados, más aún con carácter y responsabilidad interconfesional, manifiesta la luz de la esperanza y subraya la respuesta que los miembros de todas las tradiciones religiosas están invitados a ofrecer en tiempos de desesperación y oscuridad”:

“Llevar la luz a la vida de las personas junto con la solidaridad interconfesional también confirma la utilidad y el gran recurso que representan las tradiciones religiosas para la sociedad”

Tras recordar que “la creciente conciencia de la necesidad de estar con los demás y de pertenecer los unos a los otros en el actual período pandémico” exige buscar “más formas de llevar la luz de la esperanza allí donde existe discordia y división, destrucción y devastación, privación y deshumanización”, en el texto se lee que “sólo creciendo en la conciencia mutua de que todos somos parte de los demás, de que somos hermanos entre nosotros”, tal como lo escribe el Papa Francisco en su encíclica Fratelli tutti.

Interdependencia y actuación solidaria

Además, se pone de manifiesto que “mediante la interdependencia y la actuación solidaria con los demás, saldremos mejor de cualquier crisis”. Y se afirma que “incluso los problemas globales urgentes que amenazan con romper la armonía entre la naturaleza y las personas y la coexistencia armoniosa de los pueblos, como el cambio climático, el fundamentalismo religioso, el terrorismo, el híper-nacionalismo y la xenofobia, pueden abordarse eficazmente porque estos problemas nos afectan a todos”.

“En tiempos de crisis, como las tradiciones religiosas, depositarias de siglos de sabiduría, tienen el poder de levantar nuestros espíritus atribulados, también tienen la capacidad de ayudar a los individuos y a las comunidades a orientar la brújula de sus vidas hacia la esperanza, mirando más allá de su desesperación actual. Sobre todo, instruyen e invitan a sus miembros a ofrecer ayuda, por todos los medios a su alcance, a quienes son presa de la desesperación, llevándoles esperanza”

Cultivar el espíritu de fraternidad

Por lo tanto, el Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso afirma que “es tarea de los líderes y las comunidades religiosas cultivar el espíritu de fraternidad entre sus seguidores para ayudarles a caminar y cooperar con personas de otras tradiciones religiosas, especialmente en tiempos de crisis y calamidades de todo tipo”.

“Según el Papa Francisco, la fraternidad ‘es el auténtico remedio para la pandemia y los muchos males que nos han afligido’. La responsabilidad interreligiosa de unos y otros es un medio seguro para fortalecer la solidaridad y la fraternidad entre nosotros y llevar alivio a los afligidos y esperanza a los que sufren”

Por último, tras destacar que “como creyentes arraigados en nuestras respectivas tradiciones religiosas y como personas que comparten una visión de responsabilidad común hacia la humanidad”, los cristianos y los hindúes uniéndose “a personas de otras tradiciones religiosas y de buena voluntad”, deben esforzarse “por llegar a los que están desesperados, para llevar luz a sus vidas”.

"Festival de las luces"

El Diwali o Divali (Deepavali o Deepawali) conocido también como el "Festival de las luces", es un festival hindú que dura cinco días y que se celebra en el mes de Kartika. Su fecha varía según el calendario hindú dependiendo de la región de India.

Este festival comienza en el día denominado Dhanteras, que se celebra el décimo tercer día lunar de Krishna Paksha (cuarto menguante) del mes Ashvin del mencionado calendario, y finaliza en Bhau-beej. En el calendario Gregoriano, Divali suele celebrarse entre mediados de octubre y mediados de noviembre.

29 octubre 2021, 12:27