Vatican News
La embajadora británica ante la Santa Sede, Sally Axworthy La embajadora británica ante la Santa Sede, Sally Axworthy 

Vaticano: cada vez más mujeres embajadoras ante la Santa Sede

Durante el cierre de 2020, los diplomáticos residentes en Roma han establecido una red informal, invitando regularmente a invitados competentes para realizar entrevistas en línea y, en general, para establecer vínculos más allá del simple contacto profesional. Tres de las embajadoras dejan Roma este verano, pero la red continúa

Gudrun Sailer - Ciudad del Vaticano

Todo empezó con un grupo de Whatsapp. En el duro encierro italiano de la primavera de 2020, la embajadora británica ante la Santa Sede, Sally Axworthy, y su colega canadiense, Isabelle Savard, sintieron la necesidad de comunicarse de vez en cuando, de manera informal, con los demás representantes diplomáticos ante la Santa Sede, una veintena de ellos. Pronto nació la idea de invitar a invitados conocedores a las conversaciones vía Zoom, y los temas se alternaron entre la Iglesia, la política y los asuntos vaticanos. Entre otras cosas, los embajadores se interesaron por la respuesta de la Santa Sede al Covid-19, por el papel de los laicos en la Iglesia y por las tareas y perspectivas de las mujeres que trabajan en el Vaticano.

Una red informal de ideas

La red de embajadoras es explícitamente informal; no tiene estatutos ni listas de inscritos, ni orientación política, y hacer acuerdos políticos no es uno de sus objetivos. Pero las mujeres de este ámbito se enriquecen intercambiando ideas entre ellas. "Muchas cosas nacen porque se consideran válidas, y luego evolucionan", dice una embajadora. Un grupo abierto, dijo, para una forma abierta de intercambio de ideas. Las que tenían tiempo se unían a las reuniones de Zoom con el invitado y participaban en el debate. Las mismas diplomáticas sugerían a sus colegas posibles ponentes, y a menudo elegían ellas mismas las oradoras. Así sucedió que, en una reciente recepción de despedida del grupo de embajadoras en Roma, sólo tres de los cerca de 30 presentes eran hombres, una inversión del equilibrio de género que suele haber en las recepciones de las embajadas en la Santa Sede.

De Uganda la primera mujer embajadora en 1975

Sin embargo, las mujeres llevan mucho tiempo representadas en el cuerpo diplomático que va y viene en el Vaticano. La primera embajadora ante la Santa Sede fue una mujer africana, como confirmó el departamento de protocolo de la Secretaría de Estado a Vatican News: el 23 de enero de 1975 la Santa Sede acreditó como embajadora a la señora Bernadette Olowo, de Uganda. Después, primero unos pocos y luego cada vez más países enviaron mujeres diplomáticas al Vaticano, con las provenientes de África constituyendo una constante.

Un aumento constante

En 1980, según el Annuario Pontificio, sólo Zambia tenía una embajadora acreditada ante la Santa Sede, en 1990 había cinco con Costa Rica, Ghana, Jamaica, Nueva Zelanda y Uganda. En el Año Santo 2000, el número de embajadoras ante el Vaticano había aumentado a ocho (Filipinas, Lesoto, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Estados Unidos, Sudáfrica y Ucrania). En 2010 fueron 16 (Bosnia-Herzegovina, Burundi, Filipinas, Gambia, Georgia, Jordania, India, Islandia, Países Bajos, Pakistán, Panamá, Polonia, Surinam, Suecia, Túnez y Ucrania). En 2021, por último, están acreditadas ante la Santa Sede 26 embajadoras -de un total de 135-, de las cuales 16 son residentes, y otras dos diplomáticas son delegadas de organismos internacionales. Mientras tanto, los países europeos se han puesto al día en cuanto al envío de embajadoras a la Santa Sede: Austria, Francia, el Reino Unido, los Países Bajos, España, Suecia, Estonia, Letonia e incluso la Unión Europea tienen actualmente mujeres diplomáticas en la Santa Sede. Con Chiara Porro, Australia ya ha enviado a su segunda mujer embajadora al Vaticano y no es un caso aislado; lo mismo ocurre con Filipinas y otras naciones (Georgia, Guinea-Bissau, Letonia, Panamá, Zimbabue). La embajadora de Estados Unidos, Callista Gingrich, también perteneció a la red hasta su retiro a principios de 2021.

El futuro del grupo

Tres de los actuales diplomáticos miembros del grupo dejarán sus puestos actuales este verano: Isabelle Savard de Canadá, Sally Axworthy del Reino Unido y María Elvira Velásquez Rivas-Plata de Perú. Sin embargo, la red informal de embajadoras seguirá existiendo y -si las circunstancias posteriores al coronavirus lo permiten- se reforzará aún más este otoño con reuniones en espacio físico, no sólo virtual.

06 julio 2021, 19:55