Buscar

Vatican News
Beirut, Libano Beirut, Libano  

Líbano, Abboud: "Agradecidos al Papa por la oración de paz para nuestra nación"

Tras el anuncio del domingo con el que Francisco presentó un encuentro en el Vaticano con todos los representantes cristianos libaneses para el 1° de julio, el presidente de Caritas Líbano expresa su alegría y satisfacción: "No nos sentimos solos. El Pontífice es un padre que se preocupa por nuestras heridas". En el País de los Cedros la situación es cada vez más dramática entre la crisis económica, la pandemia y la emigración de jóvenes y profesionales cualificados.

Federico Piana - Vatican News

"El Papa no nos abandona, no nos deja solos". El padre Michel Abboud está probado pero satisfecho. Cuando se entera, en un mensaje en Twitter, de que Francisco, tras el Ángelus del pasado domingo, anunció para el próximo 1° de julio un encuentro en el Vaticano con todos los líderes cristianos del Líbano para rezar por la paz y la estabilidad en el país, no puede contener su alegría: "Los libaneses estamos en el corazón del Pontífice porque sabe que estamos atravesando una fase oscura de nuestra historia". El presidente de Caritas Líbano recuerda, con dolor pero a la vez con extrema lucidez, que "desde 2019 la nación ha vivido muchas crisis agudas: económica, política, terrorista y, ahora, la vinculada a la pandemia".

¿La situación es cada vez peor?

R. - Cuando la gente tiene hambre reacciona de forma inaceptable y tenemos miedo. También porque nuestras comunidades no se fían unas de otras. No debemos olvidar que desde 1975 ha habido muchas guerras en el Líbano, incluidas las religiosas: como en el pasado, las crisis actuales podrían llevarnos a volver a enfrentamientos feroces, y no queremos eso. Por ello, el Papa tomó la decisión de que todos los jefes de las comunidades cristianas se reunieran en el Vaticano, como también había pedido el Patriarca ortodoxo.

Actualmente, ¿cuáles son las prioridades para el Líbano?

R. - La primera prioridad es rechazar la guerra. Los libaneses están armados y tenemos que convencerlos de que no entren en guerra. La segunda prioridad es aportar un poco de serenidad económica, porque una parte del Líbano pasa hambre y no tiene dinero ni para comprar medicinas. El relanzamiento de la educación es la tercera prioridad. Muchas escuelas católicas han cerrado sus puertas porque las familias no pueden pagar las cuotas y esto ha obligado a despedir a muchos profesores. Otro problema grave es la huida del país de muchas personas, especialmente de los jóvenes. La mayoría de ellos son cristianos y profesionales muy cualificados. Así que el Líbano está perdiendo a sus hijos.

¿Se sienten abandonados por la comunidad internacional?

R. - La comunidad internacional está prestando cierta atención al Líbano. El patriarca maronita, el cardenal Béchara Pierre Raï, ha pedido a la comunidad internacional que ayude al Líbano mediante la celebración de una conferencia especial con la que tratar de resolver nuestros problemas. Esperamos que se pueda realizar.

01 junio 2021, 12:00