Vatican News
El padre Andrew Small es el nuevo Secretario de la Comisión Pontificia para la Protección de los Menores. El padre Andrew Small es el nuevo Secretario de la Comisión Pontificia para la Protección de los Menores. 

Padre Small, nuevo Secretario de la Comisión Pontificia para la Protección de los Menores

El Papa ha nombrado al misionero de los Oblatos de María Inmaculada como nuevo secretario pro-tempore de la Comisión Pontificia: la prioridad -dice el religioso- es escuchar a las personas víctimas de abusos y crear nuevos caminos que amplíen el concepto de protección en la comunidad eclesial.

Ciudad del Vaticano

El Santo Padre Francisco ha nombrado al padre Andrew Small Secretario de la Comisión Pontificia para la Protección de los Menores. La tarea específica de este organismo es proponer al Pontífice "las iniciativas más adecuadas para la protección de los menores y de los adultos vulnerables, a fin de poner en marcha todo lo posible para tales delitos no se repitan nunca más en la Iglesia". La Comisión -explica el padre Small a los medios de comunicación vaticanos- promueve también, junto con la Congregación para la Doctrina de la Fe, la responsabilidad de las Iglesias particulares en la protección de todos los menores y adultos vulnerables.

Escuche la entrevista al Padre Small

¿Qué significa para usted que el Papa lo haya nombrado Secretario de la Comisión Pontificia para la Protección de los Menores?

Aparte de ser un grandísimo honor personal, hay una clara indicación de que la Comisión está entrando en una nueva fase, siendo convocada por el Santo Padre para definir la importancia de salvaguardar aún más ampliamente toda la red de la Iglesia, que incluye el importante papel que debe desempeñar la Curia Romana.

¿Cuáles son sus expectativas y su compromiso para este nuevo cargo, tan delicado e importante?

Mi primera prioridad es conocer a los miembros de la Pontificia Comisión, que están haciendo un gran trabajo a pesar de que son todos voluntarios. Quiero asumir la guía en la escucha de aquellos cuyas vidas han sido golpeadas y, en muchos casos, cruelmente destrozadas debido al abuso sexual. Escuchar es importante. Al escuchar a los sobrevivientes, serán más sólidos los próximos pasos que la Comisión puede recomendar al Santo Padre. Un experto con mucha experiencia notó que es importante abrir y fortalecer nuevos caminos a los sobrevivientes, a las víctimas y a toda la comunidad para que sepan que las estructuras de responsabilidad son accesibles para ellos; son transparentes, para asegurar que estamos creando una Iglesia más segura en la práctica y no sólo en la teoría.

22 junio 2021, 12:10