Buscar

Vatican News

Los "100 pesebres del Vaticano" al aire libre entre las columnas de Bernini

Desde el domingo 13 de diciembre hasta el 10 de enero se podrá visitar la tradicional exposición, este año en la Plaza de San Pedro debido a las medidas restrictivas por el coronavirus. En el drama de la pandemia la escena de la Natividad es de consuelo y esperanza, escribe el Consejo Pontificio para la Nueva Evangelización

Michele Raviart - Ciudad del Vaticano

Las dificultades y limitaciones debidas a la pandemia no deben impedirnos vivir la Navidad "como un momento de alegría" y el nacimiento del Hijo de Dios "como un momento de esperanza para mirar al futuro con la serenidad necesaria". Por esta razón, la edición 2020 de la tradicional exposición "100 belenes en el Vaticano" seguirá teniendo lugar, pero al aire libre, "reunidos en la belleza de la columnata de Bernini" en la Plaza de San Pedro. Desde el domingo 13 de diciembre hasta el domingo 10 de enero de 2021, se lee en un comunicado del Consejo Pontificio para la Nueva Evangelización, que supervisó la iniciativa, "todos podrán hacer una pausa para admirar la belleza de tantos pesebres de diferentes partes del mundo, y comprender cuánto amor e imaginación se puso en la realización del pesebre".

La Navidad no es un paréntesis

"Durante estas fiestas de Navidad", sigue el comunicado, "no tendría sentido mirar hacia otro lado, con indiferencia, como si el momento dramático que vive el mundo entero no existiera". La fe, de hecho, "requiere mirar la realidad y dar sentido a lo que está sucediendo en la historia personal y humana" y "vivir la Navidad como un paréntesis no daría razón del significado que tiene para la fe".

El misterio de Dios haciéndose hombre

Como escribió el Papa, de hecho "el pesebre nos hace ver, nos hace tocar este acontecimiento único y extraordinario que cambió el curso de la historia" y en este sentido, señala el comunicado, la "sencillez de la escena descrita" en el pesebre puede ayudar a las personas que se detienen ante los distintos pesebres a captar el profundo significado del Misterio de Dios haciéndose hombre. El pensamiento y el afecto por sus propias familias y amigos involucrados en el sufrimiento de la pandemia", se extenderá "a recoger los rostros de los muchos médicos y personal de enfermería que cada día permanecen cerca de los enfermos y les dan alivio, de los muchos capellanes de los hospitales que dan consuelo también en nombre de los que no pueden acceder a las salas". Sin olvidar la gratitud a los hombres y mujeres de ciencia que no dan tregua a sus experimentos para lograr resultados que puedan finalmente revertir la curva de la pandemia y ganarla".

Una fiesta de la familia

La Navidad, como había captado San Agustín, es entonces "la luz que viene al mundo para disipar la oscuridad del mal". Por esta razón y no por los detalles sobre la hora exacta del nacimiento de Jesús ausentes en el texto del Evangelio, el comunicado dice, "la Iglesia ha querido vivir este mismo camino con la liturgia celebrando la Sagrada Eucaristía por la noche". Las tradiciones seculares, como representar el pesebre en sus iglesias y vivir la Navidad como una "fiesta familiar", vivida en la familia. Sin embargo, esta Navidad "muchas familias vivirán con tristeza la pérdida de sus seres queridos que la pandemia ha arrancado de manera dramática y a menudo con formas de violencia e inhumanidad sin permitirles siquiera estar cerca de ellos para una despedida final". Muchas otras familias tendrán sus pensamientos fijos en los miembros de la familia en el hospital que se ven obligados a estar solos en estos días. La preocupación y la ansiedad sobre su destino estarán en el centro de sus pensamientos mientras intentan enviar una señal de amor y afecto". Incluso "la construcción de un pequeño pesebre en nuestras casas", en este caso, "será un signo más para sostener en esta coyuntura la alegría de transmitir una tradición familiar a las generaciones más jóvenes".

Los horarios de la visita

La visita a los "100 Belenes del Vaticano" será gratuita y posible todos los días de 10 a 20 (última entrada a las 19:45), excepto el 25 y el 31 de diciembre que será de 10 a 17.  Este año el evento será animado por la Embajada de Ucrania ante la Santa Sede, que estará presente con una delegación oficial acompañada por un representante de la comunidad ucraniana en Roma.

12 diciembre 2020, 17:02