Buscar

Vatican News

Coronación de Nuestra Señora de Guadalupe, se extienden las indulgencias

Decreto de la Penitenciaría Apostólica para la extensión de las indulgencias y de todos los beneficios con ocasión del 125 Aniversario de la Coronación de Nuestra Señora de Guadalupe.

Ciudad del Vaticano

La Penitenciaría Apostólica, después de haber recibido el 3 de diciembre pasado la solicitud del Cardenal Carlos Aguiar Retes, Arzobispo Metropolitano de la Ciudad de México y Primado de México, por mandato del Papa Francisco, extiende a los fieles de todo el mundo las indulgencias y todos los beneficios espirituales ya concedidos en virtud del rescripto del 14 de mayo de 2019 y del decreto del 14 de agosto de 2019.

Con motivo del 125 Aniversario de la Coronación de Nuestra Señora de Guadalupe, debido a la actual epidemia de COVID-19, los fieles no tendrán que hacer una peregrinación física a la Basílica Nacional de la Virgen de Guadalupe. Por lo tanto, pueden sustituir este acto de piedad permaneciendo en sus residencias, venerando una Sagrada Imagen de Nuestra Señora de Guadalupe y, sobre todo, siguiendo las celebraciones sagradas a través de los medios de comunicación (radio, televisión, "streaming" y radio).

Cardenal Aguiar: el consuelo de Santa María de Guadalupe

Por su parte, el Cardenal Carlos Aguiar Retes, Arzobispo Metropolitano de la Ciudad de México y Primado de México, en una Carta dirigido al pueblo de Dios explicó que, a causa de la pandemia y otros males, miles de personas peregrinarían al Tepeyac en busca del consuelo de Santa María de Guadalupe. Por ello, solicité a Su Santidad el Papa Francisco la gracia de conceder una Indulgencia Plenaria a los fieles que celebren esta importante solemnidad desde sus hogares, lo cual servirá para animarnos a quedarnos en casa y evitar aglomeraciones en la Basílica de Guadalupe, con las graves consecuencias que esto podría traer debido a la pandemia.

Condiciones para las indulgencias

El Arzobispo de México, desde el altar mayor de la Basílica de Guadalupe informó que el Santo Padre había tenido a bien dar una respuesta positiva a su solicitud, por lo que les comunicó que esta Indulgencia Plenaria será concedida bajo las siguientes condiciones:

-Preparar un lugar de oración a la Santísima Virgen de Guadalupe en su propio hogar.

-Participar a través de los medios de comunicación, siguiendo, como si lo hicieran de forma presencial, es decir, con devoción y con exclusiva atención a una de las Misas que se celebrarán en la Basílica de Guadalupe.

-Y cumplir con las condiciones habituales para lucrar las indulgencias: 1. Orar por las intenciones del Santo Padre. 2. Estar en gracia de Dios habiéndose confesado. 3. Asistir a Misa completa. 4. Comulgar. Las últimas tres condiciones se pueden realizar en cuanto las condiciones sanitarias lo permitan.

08 diciembre 2020, 13:42