Buscar

Vatican News

La cercanía del Papa con Bielorrusia. Monseñor Gallagher visita Minsk

Desde hace varias semanas, Bielorrusia ha experimentado momentos de grave tensión. El presidente Lukashenko es fuertemente cuestionado por la oposición, que pone en duda la victoria plebiscitaria lograda por el Jefe de Estado en las recientes elecciones. Europa pide a las partes que se abran el diálogo. En este clima Monseñor Gallagher llega a Minsk para manifestar a la Iglesia Católica y al país la atención paternal del Papa Francisco.

Giancarlo La Vella - Ciudad del Vaticano

El Papa Francisco mira con atención los eventos, positivos y negativos, del mundo. Necesariamente, su mirada estos días también se dirige a Bielorrusia, que ha sido escenario durante varias semanas de un amargo enfrentamiento entre el presidente Lukashenko y la oposición. Y hoy el Secretario del Vaticano para las Relaciones con los Estados, Monseñor Paul Richard Gallagher, ha llegado a la República de Bielorrusia para manifestar la atención y la cercanía del Santo Padre a la Iglesia Católica y a todo el país, un importante consuelo en este momento de serias dificultades. El programa de la visita de Monseñor Gallagher incluye reuniones con las autoridades civiles y los responsables de la Iglesia Católica.

El Papa pide diálogo y justicia para Bielorrusia

Francisco nunca deja de invocar la paz para el mundo. Así también, en sus saludos a los fieles que acompañaron el rezo del Ángelus del 16 de agosto pasado, sus pensamientos estuvieron dirigidos a Bielorrusia y en particular en la realidad política y social de este querido país confiando su pueblo a la Virgen María. "Sigo con atención la situación post-electoral", dijo el Papa, "y hago un llamamiento al diálogo, al rechazo de la violencia y al respeto de la justicia y la ley". Confío a todos los bielorrusos - concluyó el Papa - a la protección de Nuestra Señora, Reina de la Paz".

 

El 18 de agosto siguiente, ante una situación cada vez más complicada, el Comité Ejecutivo de Justicia y Paz Europa invitó a todos los cristianos a unirse al rezo del "Padre Nuestro" por el pueblo bielorruso para que prevalezcan la verdad, la justicia y la paz. Mientras tanto, las posiciones del Presidente Lukashenko y las de la oposición permanecen siempre distantes. Las manifestaciones continúan y este domingo en Minsk, miles de personas tomarán las calles de nuevo. Esta marcha, dicen los líderes de la oposición, estará dedicada a Maria Kolesnikova, la líder de la protesta arrestada en los últimos días. Al día siguiente, el Jefe de Estado Lukashenko estará en Sochi, Rusia, para reunirse con el presidente ruso Putin.

Prohibición del regreso de Monseñor Kondrusiewicz a Bielorrusia

Probablemente Monseñor Gallagher no podrá reunirse con el Arzobispo de Minsk, Monseñor Tadeusz Kondrusiewicz, que se encuentra en Polonia desde el 31 de agosto, donde se había desplazado para las celebraciones en honor de Nuestra Señora de Częstochowa, debido a la prohibición dictada por las autoridades bielorrusas contra el regreso del prelado a su patria.

 

"En las condiciones de la crisis sociopolítica que atraviesa actualmente nuestra patria", escribió Kondrusiewicz en una declaración, "sigo haciendo un llamamiento al diálogo y a la reconciliación. No quiero que la decisión injustificada e ilegítima del servicio de fronteras agrave la tensión en nuestra patria. Lamentando la imposibilidad de cumplir sus deberes pastorales a causa de la prohibición, Monseñor Kondrusiewicz se dirigió entonces a los fieles de su archidiócesis, pidiéndoles que recen por su rápido regreso a Bielorrusia y por la resolución pacífica de la grave crisis sociopolítica del país.

11 septiembre 2020, 18:37