Buscar

Vatican News
Leópolis, Ucrania Leópolis, Ucrania 

Krajewski en Ucrania. Monseñor Mieczyslav: sentimos la cercanía del Papa

El Limosnero del Papa estará en Ucrania el 18 y 19 de julio próximo. Sus etapas reflejan la atención de Francisco por los últimos y su afecto por el pueblo ucraniano. El domingo el cardenal se encontrará con los fieles de la Iglesia latina en peregrinación al Santuario de Berdychiv, tan querido por el país. La alegría por este evento en las palabras del Metropolitano y Arzobispo Católico de Lviv, Monseñor Mieczyslav Mokshitsky.

Marco Guerra - Ciudad del Vaticano

El cardenal Konrad Krajewski, Limosnero del Papa, irá mañana a Ucrania para una visita de dos días, invitado por el Metropolitano católico y Arzobispo de Leópolis, Monseñor Mieczyslav Mokshitsky, quien subraya el alto valor simbólico de este viaje que renueva la cercanía siempre expresada por el Papa al pueblo ucraniano.

La primera piedra de la casa para las mujeres en dificultad

El sábado por la mañana, en Leópolis, el cardenal bendecirá la tierra y la piedra angular con la que se construirá el monasterio de las monjas albanesas, y la casa para mujeres sin hogar y mujeres solteras con hijos. Por la tarde, el cardenal Krajewski presidirá la consagración de la Iglesia dedicada a San Juan Pablo II, como parte del centenario del nacimiento del Papa.

Misa en el Santuario de Berdychiv

El punto culminante de la visita será la misa del domingo, a las 11:00 horas, hora local, en el Santuario Nacional de Santa María en Berdychiv, también en homenaje al Año de las Vocaciones que vive la Iglesia en Ucrania. "La presencia del limosnero del Papa es muy significativa para nosotros. El Santo Padre nos ha ayudado de muchas maneras desde el comienzo de la guerra e incluso ahora que nos enfrentamos a la pandemia": así es como Monseñor Mieczyslav Mokshitsky explicó a nuestros micrófonos la importancia de la visita del Cardenal Krajewski, deteniéndose en su presencia en la celebración eucarística en el Santuario Mariano:

R. - Berdychiv es nuestro Santuario Nacional y cada año es visitado por muchos peregrinos que vienen de todo el país para encontrarse en la oración y pedir la intercesión de la Virgen que proteja a Ucrania y sobre todo para pedir la paz. Este año somos muy afortunados y estamos muy agradecidos de que Su Eminencia, el cardenal Krajewski, haya aceptado nuestra invitación. Desde hace varios años, desde que comenzó la guerra, el Papa Francisco ha estado cerca de nuestro país, de nuestra Iglesia, y nos ha ayudado de diferentes maneras. Esta presencia del Limosnero es simbólica, así es como el Papa nos recuerda que no nos ha olvidado. El cardenal con la oración nos da consuelo para superar las dificultades, incluso las que estamos sufriendo a causa de la pandemia.

Para la ocasión, 100 años después del nacimiento de Juan Pablo II, la consagración de una Iglesia a él dedicada: ¿qué tan arraigada está la figura del Pontífice y su veneración entre los católicos ucranianos?

R. - San Juan Pablo II amaba tanto al pueblo ucraniano, conocía su historia. El Papa Wojtyla estuvo en este país en 2001 y este viaje suyo le dio mucho consuelo. Su presencia dio testimonio de que este país, después de tantos siglos, se había independizado. El Papa también agradeció a los fieles, los sacerdotes y las monjas que mantuvieron la fe durante el período del comunismo. La devoción a él es de hecho muy fuerte incluso en la Iglesia greco-católica oriental y los fieles ortodoxos también le tienen un gran respeto. Por lo tanto, estamos felices de que en esta ocasión podamos dedicarle una pequeña Iglesia en las afueras de Lviv, consagrada por el Limosnero del Papa.

El cardenal Krajewski también viene a inaugurar un lugar sagrado y una casa de acogida. ¿Qué signo quiere ser para la comunidad local?

R. - Este es uno de los principales objetivos de su visita como Limosnero del Papa que se preocupa tanto por el apoyo a los pobres. El cardenal pondrá la primera piedra de este edificio. Leopolis es una gran ciudad y necesita estas casas y esta estructura de la Iglesia Latina será muy significativa. Ya tenemos una casa para los hombres sin hogar y ahora estamos muy contentos de tener una dedicada también a las mujeres.

La Iglesia Católica Ucraniana se confirma cercana a la gente incluso en este momento de pandemia...

R. - La Iglesia de rito latino está siempre abierta a todos, no hacemos distinción si los pobres que vienen al comedor y los sin techo son católicos o no. Esto es muy apreciado por las autoridades civiles locales y el gobierno ucraniano, que trabajan con nosotros para llevar a cabo esta obra.

17 julio 2020, 15:48