Buscar

Vatican News

Ravasi: Francisco como Pablo VI, el arte es luz en la oscuridad

El día en que el Papa vuelve a rezar por el mundo del arte, el Cardenal Presidente del Consejo Pontificio de la Cultura conmemora el aniversario de la "Misa de los Artistas" celebrada por Pablo VI en la Sixtina el 7 de mayo de 1964: quien crea belleza, dice, ayuda a "romper esa película que está sobre las cosas para descubrir algo más profundo".

Eugenio Bonanata - Ciudad del Vaticano

La creatividad como viático para la esperanza y la confianza en el futuro, especialmente en un momento como el actual marcado por tantas preocupaciones. Es el tema tratado por el cardenal Gianfranco Ravasi, presidente del Consejo Pontificio de la Cultura, a partir del 56º aniversario de la Misa para los artistas celebrada por Pablo VI en la Capilla Sixtina el 7 de mayo de 1964 y de los pronunciamientos del Papa Francisco que también esta mañana, en la Misa en la casa de Santa Marta, volvió a rezar por la categoría afirmando que sin la belleza no se puede entender el Evangelio. Una reflexión que se inspira en la homilía pronunciada ese día para aclarar la función de las obras artísticas en el enriquecimiento de los sentimientos positivos.

El vínculo

En el discurso del Papa Montini, retomado al año siguiente en el mensaje del Concilio Vaticano II, reiterando que en el mundo en que vivimos hay una necesidad de belleza para no hundirse en la desesperación, el elemento central es el restablecimiento del vínculo entre arte y fe. "Este vínculo -explica Ravasi- se basa en el hecho de que ambos no representan lo visible que está en la realidad, sino lo invisible que está en lo visible, como afirmaba un gran artista como Paul Klee".

El mundo del espíritu

En el marco de la Capilla Sixtina, el Pontífice de Brescia se dirigió a los artistas de manera franca. Propuso "hacer la paz" y volver a ser amigos, reconoció que la Iglesia necesita la colaboración de los artistas y habló del paralelismo entre el artista y el sacerdote que comparten el objetivo de hacer el mundo del espíritu accesible y comprensible. "En esta operación", admitió, "ustedes son los maestros". Y explicó: “Es vuestra tarea, vuestra misión; vuestro arte consiste precisamente en recoger del cielo del espíritu sus tesoros y revestirlos de palabras, de colores, de formas, de accesibilidad”.

El camino

En las décadas siguientes, Juan Pablo II y Benedicto XVII profundizaron esta corriente. Y las palabras de Pablo VI también han vuelto a la mente en los últimos días, cuando el Papa Francisco en la Casa Santa Marta rezó por los artistas, observando que con su creatividad nos muestran el camino de la esperanza. "Precisamente esta -señala el cardenal Ravasi- es la fuerza de los artistas, incluso en estos días en los que el horizonte está cerrado y hay tristeza por la situación que estamos viviendo".

La mirada

"El artista", explica, "debería ser quien, estando con los pies en la realidad, la interpreta, la transfigura, la transforma. Por lo tanto, como tal, evita que la mirada de la persona se pierda en el polvo de la historia". En estos días de cuarentena, los artistas han llevado compañía y distracción a los hogares a través de sus obras difundidas por los medios de comunicación. "Ellos - añade Ravasi - nos invitan a romper esa película que hay sobre cosas en las que estamos continuamente inmersos para descubrir algo que es más profundo"

El llamamiento

El sector artístico también mira al futuro con temor, quejándose de la poca consideración de las instituciones y agradeciendo al Papa Francisco sus oraciones a través de una carta publicada en la prensa en los últimos días. "Más allá de las cuestiones económicas típicamente vinculadas a un Estado -dice Ravasi- la categoría puede ser apoyada mediante una mayor atención por parte de la sociedad". Un proceso que también involucra a la Iglesia. El cardenal Ravasi señala "la importancia del llamamiento hecho por el mundo eclesial para dar valor a instituciones como las bibliotecas, el teatro y la música en las comunidades locales".

07 mayo 2020, 14:45