Buscar

Vatican News

Declaración Abu Dhabi. Cardenal Miguel Ayuso: "Mirar hacia una nueva generación"

Esta semana en Estudio 9 entrevistamos al Cardenal Miguel Ayuso, recien llegado de Abu Dhabi donde ha participado en la celebración del Primer Aniversario de la firma del Documento sobre la Fraternidad Humana.

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

El presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, cardenal Miguel Ayuso, explica la Declaración en qué consiste, y afirma que surge de una amistad entre su Santidad y el Gran Imán. Fruto de sus diálogos surgió la idea de mandar un mensaje conjunto para toda la humanidad por la convivencia de los pueblos. La paz no es una utopía, la fraternidad es posible.

Pro como cristianos, cómo podemos promover los ideales de tolerancia y cooperación que pide la Declaración de Abu Dhabi, el purpurado nos dice que cada uno de nosotros tenemos una responsabilidad personal. Porque la paz inicia en el interior de nuestras propias conciencias.  Es importante que a nivel personal haya una sensibilidad de vivir en el espíritu del Documento que invitó a leer, a aplicarlo día a día.

Con el documento, «nos pedimos a nosotros mismos y a los líderes mundiales, a los autores de la política internacional y de la economía mundial, de comprometerse seriamente a difundir la cultura de la tolerancia, la convivencia y la paz; de intervenir lo antes posible para detener el derramamiento de sangre inocente y poner fin a las guerras, los conflictos, la degradación ambiental y el deterioro cultural y moral que vive el mundo actualmente».

La declaración enfatiza el «deterioro de la ética, que condiciona la acción internacional, y el debilitamiento de los valores espirituales y el sentido de responsabilidad", que lleva a muchos a "caer en el vórtice del extremismo ateo y agnóstico, o en el integralismo religioso, en el extremismo y en el fundamentalismo ciego». El extremismo religioso y nacional, junto con la intolerancia «han producido las señales de una" tercera guerra mundial en pedazos”».

El Papa y el Gran Imán declaran «firmemente que las religiones nunca inciten a la guerra y no soliciten sentimientos de odio, hostilidad, extremismo o llamamiento a la violencia o al derramamiento de sangre. Estas desventuras son fruto de la desviación de las enseñanzas religiosas, el uso político de las religiones e incluso de las interpretaciones de grupos de hombres de religión». Por esta razón «pedimos a todos que dejen de instrumentalizar las religiones para incitar al odio, la violencia, el extremismo y el fanatismo ciego y que dejen de usar el nombre de Dios para justificar actos de asesinato, exilio, terrorismo y opresión». El Papa y el Gran Imán recuerdan que «Dios, Todopoderoso, no necesita ser defendido por nadie y no quiere que su nombre sea usado para aterrorizar a la gente».

La entrevista al cardenal Miguel Angel Ayuso, es un resumen de nuestro encuentro del viernes 7 de febrero, en nuestro espacio Facebook Live, estudio 9, que puede ver en este link

Estudio 9 La Declaración de Abu Dabi

 

08 febrero 2020, 16:00